El zoológico de Altiplano (Tlaxcala, México) exhibe dos cachorros de león blanco —una especie muy rara de la que apenas existen una docena de ejemplares en libertad— que nacieron en sus instalaciones el pasado mes de marzo, informa El Universo.

Miztli, la madre de los cachorros, había rechazado a sus crías, por lo que los cuidadores debieron alimentarlos con leche en polvo durante los primeros meses de vida.

Se informa, además, que los felinos ya pesan cerca de 20 kilos, miden 58,4 centímetros de largo, y que su dieta incluye pollo y leche.

El zoológico ha anunciado un concurso para que la gente pueda elegir qué nombres poner a los cachorros.