Al igual que hizo en el primer día de su gira por África, la primera ministra británica Theresa May ha decidido finalizar su viaje este jueves bailando ante los ‘skouts’ en el campus de las Naciones Unidas en Nairobi, Kenia, informa The Guardian.

El objetivo de la gira de May era estrechar lazos entre el Reino Unido y los países africanos, así como fomentar en la zona las inversiones británicas y el comercio.

Los enérgicos movimientos rítmicos de la primera ministra británica han causado de nuevo todo tipo de reacciones en la Red, desde admiración y apoyo hasta burlas y críticas a su política.

“Theresa May bailando para ‘Baby Shark’ es en realidad el único video que necesitas en tu vida“, aseguró un usuario de Twitter.

“No voy a avergonzar a Theresa May por su incómodo baile. Estoy impresionado de que ella tenga pelotas para bailar. El mundo sería un lugar mejor si bailara más gente, especialmente los británicos”, expresó su esperanza el escritor y productor australiano Richard Carroll.

“Creo que Theresa May perdió una apuesta… Esta danza de avestruz que está haciendo en toda África es una prueba”, adivinó un internauta.

“Creo que llegó la hora de admitir. Yo también bailo como Theresa May“, aseguró otro.

“Theresa May no sabe bailar. No es un gran problema para mí, personalmente. El problema es que su baile es muy superior a su rutina de “dirigir el país”, manifestó un usuario.

“¿Theresa May va de un país africano a otro avergonzándose con sus movimientos de baile? Esta no es exactamente la reparación que estábamos pidiendo“, criticó otro en su Twitter.