Un pasajero atrapado en un autobús grabó a escasos metros un gran deslizamiento de tierra producido este domingo en la provincia de Bengeut, una remota región montañosa en la isla de Luzón (Filipinas), después de que el tifón Yuto atravesara el país con fuertes vientos y lluvias. 

En las imágenes se puede ver al vehículo detenido en una curva de una carretera bloqueada por un desprendimiento mientras un hombre se encuentra en el exterior observando la situación unos metros más adelante.

Foto ilustartiva

Al principio, el autobús parece que está a una distancia segura, pero de repente la magnitud del derrumbe aumenta y el conductor intenta retroceder, pero no puede hacerlo porque se lo impiden otros vehículos que se encuentran detrás.

Los pasajeros observaron aterrorizados cómo se produjo entonces un enorme deslizamiento de tierra que tiraba árboles ladera abajo y llenaba la vía de escombros. En un momento, se observa cómo una roca golpea sobre el techo del bus sobre el asiento del conductor. Finalmente, este consigue dar marcha atrás y alejarse del peligro.

“Escuchamos un ruido que se iba haciendo cada vez más fuerte como si se acercara, así que sabíamos que habría un deslizamiento de tierra. El conductor decidió parar. Lo que no nos esperábamos es que fuera tan fuerte“, declaró uno de los pasajeros, citado por The Cyprus Times. 

“El conductor del autobús no pudo dar marcha atrás de inmediato porque había autos detrás. Fue muy, muy aterrador. Estoy agradecido de que nadie resultara herido”, agregó.