La Policía del estado australiano de Queensland ha publicado un video que muestra la dramática persecución del supuesto ladrón de un Audi, que en un intento de deshacerse de los oficiales abandonó el auto y se metió en un río.

La grabación en visión nocturna muestra lo sucedido este viernes al norte de Brisbane, reporta The Daily Mail. Durante la persecución, el auto al parecer perdió una rueda delantera mientras se dirigía hacia un puente sobre el río North Pine, habitado por cocodrilos y tiburones toro.

Entonces, el ladrón dejó el vehículo y nadó un kilómetro en esas aguas. Pese a sus esfuerzos, el hombre fue ―afortunadamente― detenido por las autoridades que lo esperaban en la orilla, y no devorado por los reptiles.

El sospechoso es acusado de robo, uso ilegal de un vehículo motorizado y posesión ilegal de un arma.