El malecón de la ciudad rusa de Taganrog apareció cubierto con una gruesa capa de mosquitos quironómidos a principios de esta semana. Los habitantes de la zona definen el fenómeno como una ‘invasión apocalíptica’, reportan medios locales.

De acuerdo con los informes, estos insectos, que viven de 2 a 5 días, se multiplican debido a la sedimentación de la bahía de Taganrog y la reducción de la población de los peces que se alimentan de sus larvas.

En un video, grabado por uno de los vecinos de la ciudad, un hombre muestra su mano, completamente cubierta de mosquitos.

No obstante, los especialistas tranquilizan a la población, diciendo que estos insectos no son peligrosos para los humanos y ni siquiera pueden picar. El único peligro que representan para los residentes locales es que la capa de insectos en la carretera, de unos dos centímetros, hace patinar las ruedas de los vehículos, mientras los peatones  pueden resbalar, informa la cadena Vesti.