Un estadounidense aficionado a la fotografía submarina llevó su ‘hobby’ quizá demasiado lejos para fotografiar un cocodrilo quizá desde demasiado cerca. Tanto se aproximó que llegó a filmarle el interior de las fauces… y vivió para divulgar el video. 

El autor de las imágenes se llama Eldad Cohen. Viajó a Cuba con motivo de su 42.º cumpleaños y quiso regalarse una experiencia extrema filmando de cerca un cocodrilo americano, informa Media Drum World.

Para ello escogió el archipiélago de los Jardines de la Reina, un área protegida del sur de Cuba donde esta especie es abundante.

Al descubrir un cocodrilo de 220 kilogramos de peso, Eldad, que es propietario de una empresa de indumentaria, se acercó al reptil hasta una distancia mínima y pasó seis horas en el agua filmándolo.

“Cuando traté de acercarme a él por primera vez quedé atascado en el barro de los manglares. Por suerte logré retirarme rápidamente, puesto que el cocodrilo ya estaba viniendo hacia mí“, comentó.

Los cocodrilos americanos son una especie potencialmente peligrosa, y no son raros los casos de ataques a humanos.