ACN

Said Aalla

El sumario de la investigación de los atentados del 17 y 18 de agosto de 2017 en Cataluña incluye un informe de los Mossos donde se detalla el registro del domicilio de Ripoll donde residían Said Aalla, uno de los terroristas abatidos en Cambrils, y su hermano Mohamed, que fue detenido poco después y acabó quedando en libertad.

En el documento, al que ha tenido acceso ACN, se refleja que los agentes de la policía catalana encontraron en la habitación de Said Aalla una “carta de despedida” dirigida a su familia, donde les pide disculpas por lo que pensaba hacer, que los Mossos creen que “pone de manifiesto la certeza absoluta” que tenía “de que iba a morir de manera inminente”.

“Si me sobreviene la muerte, os dejo una nota para la familia. Os pido perdón a todos por las molestias que os he causado, sobre todo a mis padres y especialmente a mi madre”, dice la nota, donde Said Aalla añade que deben ser sus progenitores los que gestionen la venta de sus pertenencias para conseguir dinero.

“Los dejo encargados de vender todas mis cosas para cubrir lo que os debo (1.000 euros a mi madre y 1.000 a Mohamed), y lo que sobre, se lo dais a los pobres”, se lee en la carta en castellano. Del mismo modo, el informe detalla que en el registro de la habitación de Said Aalla se encontró una hoja manuscrita por ambas caras en castellano “que recoge un listado de varias poblaciones turísticas de la costa catalana, algunas de ellas rayadas”.

Dado que tanto las Ramblas de Barcelona como Cambrils son puntos turísticos y con gran afluencia de personas, y dadas “las directrices dadas por Daesh para atacar en países occidentales en lugares de estas características para causar el mayor números de bajas posible y para que el impacto sea mayor “, los Mossos consideran que “se puede inferir que este listado de poblaciones costeras es una relación de posibles objetivos para cometer atentados”.