Una mosca ha impedido batir el récord de la línea de minidominó más larga del mundo en la ciudad alemana de Nidda, informa Der Spiegel.

Una mujer coloca rosas en la estructura que consiguió el Guinness en Ecuador, 20 de julio de 2018.

El insecto se posó en una de las pequeñas fichas antes del inicio oficial del experimento y la derribó, provocando la temida caída en cadena, ha afirmado el organizador del evento, Patrick Sinner. “La mosca provocó una reacción en cadena antes de tiempo, y ya no nos quedó tiempo para volver a colocar las fichas”. “Estas fichas son del tamaño de la uña del dedo meñique”, ha sostenido Sinner. 

Sin embargo, los participantes lograron establecer otro récord montando otro dominó de 596.229 fichas, el más largo de Alemania.

Un equipo de 20 personas se estuvo preparado durante casi dos semanas para batir el récord.