El ‘osito’, un artista callejero que se gana la vida con el disfraz, aseguró que ignoraba el hecho de que se le hicieran bromas a Xi Jinping comparándolo con el personaje de Disney.

La Policía le pidió este miércoles a un artista callejero, disfrazado de Winnie the Pooh, que se desplazara de “su zona” en la plaza del Sol de Madrid (España) “por respeto al presidente de China”, Xi Jinping, durante la visita del mandatario chino a esa ciudad, informan medios locales.

“Me dijeron que [me] retire un poco, por respeto al presidente de China”, explicó el hombre, que suele estar allí con un disfraz del famoso personaje de dibujos animados para que la gente, en especial los niños, se fotografíen con él a cambio de algún dinero. Asimismo, mandó un saludo a Jinping y dijo que lo sentía, que ignoraba el hecho de que al mandatario oriental se le hicieran bromas comparándolo con el célebre osito.

El pasado mes de agosto, las autoridades chinas le negaron a Disney el permiso para la proyección en el país de la película ‘Christopher Robin’, una nueva adaptación de Winnie the Pooh, que en los últimos tiempos se ha convertido en símbolo de Jinping entre los opositores locales al Partido Comunista Chino.

A mediados del 2013, Pekín censuró el meme de un dibujo de Winnie the Pooh y de su amigo Tigger, tras ser comparado por internautas chinos con una foto en la que Jinping aparecía junto al entonces presidente estadounidense Barack Obama.

Mientras el artista callejero de Madrid se desplazaba de lugar, los Gobiernos de España y de China firmaron este miércoles un total de 20 acuerdos comerciales, institucionales y culturales, en el marco de la primera visita —de tres días de duración— que en 13 años ha hecho un presidente del gigante asiático al país ibérico.