Hacer bromas sobre el terrorismo a bordo de una aeronave siempre es una mala idea. Yogvedant Poddar, estudiante indio de 21 años, nunca se olvidará de lo ocurrido.

Justo cuando el vuelo 9W 472 de Jet Airways rumbo Mumbai estaba a punto de despegar en el aeropuerto de la ciudad india de Calcuta, un pasajero irlandés que estaba sentado al lado de Poddarvio que el joven se cubría la cara con un pañuelo y comenzaba a enviar mensajes de WhatsApp desde su teléfono, reseña The Times of India. Al echar vistazo a la pantalla de su celular, Benjamin Plackett notó que el estudiante tecleó las palabras “terrorista” y “destruir”.

El pasajero inmediatamente alertó a la tripulación de vuelo de una posible amenaza terrorista a bordo. La alerta se compartió instantáneamente con la torre de control, que informó a las autoridades locales.

En breve, oficiales de la fuerza de seguridad armados entraron en el avión, donde había 160 pasajeros, para detener a Poddar. Las siguientes diez horas el estudiante las pasó en la comisaría del aeropuerto tratando de explicar a los oficiales de seguridad, la policía y la Inteligencia militar por qué se había cubierto la cara con un pañuelo y que su selfi era una broma y en realidad decía: “Terrorista a bordo. Destruyo los corazones de las mujeres“.

Finalmente, las autoridades consideraron que Poddar no representaba riesgo terrorista alguno y que su mensaje en realidad no era más que una broma dirigida únicamente a sus amigos. “Hemos analizado a fondo sus antecedentes y perfil y no hemos encontrado nada sospechoso ni peligroso”, aseguró Avviru Rabindranath, subcomisionado de la policía local.