SERVIMEDIA

Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reiteró este martes en Santiago de Chile su compromiso de eliminar el voto rogado para facilitar la participación en las elecciones de los españoles que residen en el exterior.

En sus palabras ante la colectividad española en Chile congregada en la residencia del embajador, Sánchez dijo que “nuestra democracia no puede entenderse como plena” si no hay igualdad en el derecho al voto de los españoles en las urnas.

Por ello, “por justicia y por dignidad” tiene “muy presente la idea de promover la reforma el voto rogado” que se implantó en el cambio legislativo que entró en vigor en enero de 2011.

Este compromiso, que también había verbalizado en la comparecencia conjunta con el presidente de Chile, Sebastián Piñera, despertó los aplausos de los presentes, a los que Sánchez dijo que “España no puede daros la espalda” porque representan la mejor imagen de España.

La eliminación del voto rogado es una iniciativa que está sobre la mesa en las negociaciones abiertas en el Congreso de los Diputados para modificar la Ley Electoral.

La comunidad española en Chile, según datos de Moncloa, la conforman un poco más de 67.000 personas, de los que el 17% es nacido en España y el 83% restante con doble nacionalidad.