Residentes de la república rusa de Sajá han filmado a un oso pardo en apuros. La grabación, viralizada últimamente en las redes, muestra al animal con un bidón en la cabeza y a un hombre que intenta ayudarlo infructuosamente.

Tras varios intentos fallidos de arrojar un lazo sobre la cabeza del oso para enganchar y quitar el bidón, el hombre se da por vencido. El animal volvió al bosque.

El video, sin embargo, ha llegado al Ministerio de Ecología regional. Expertos de esa dependencia están tratando de averiguar dónde se realizó la grabación para localizar al oso y salvarlo, según reseña RIA Novosti.