AGENCIAS

Acto en Alsasua de España Ciudadana

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido este domingo en un acto político en Alsasua (Navarra), en el que ha estado apoyado por dirigentes de PP y Vox, “reconstruir el proyecto común español” y “el constitucionalismo del siglo XXI”.

El acto ha sido convocado por España Ciudadana para respaldar a la Guardia Civil dos años después de la agresión que sufrieron en un bar dos agentes y sus parejas, y defender una Navarra en España frente al nacionalismo y al independentismo. “Cuando agreden a un guardia civil agreden a la Constitución, agreden a la convivencia y están intentado liquidar el Estado”, ha dicho el líder de la formación naranja.

Han estado presentes en representación del PP su portavoz en el Senado, Ignacio Cosidó, y por parte de Vox su presidente, Santiago Abascal, José Antonio Ortega Lara e Iván Espinosa de los Monteros.

Apoyado en muletas y al grito de “presidente, presidente” ha llegado Albert Rivera hasta el escenario donde ha comenzado por señalar que a pesar de la lesión sufrida jugando al tenis, no se podía perder acudir a “este maravilloso pueblo que es Alsasua”.

Rivera ha asegurado que el acto de España Ciudadana era “un acto cívico en defensa de la convivencia, de la libertad, de la diversidad, pero dentro de la unión de nuestro país y de la Unión Europa”. “Estamos viniendo a un pueblo de España sin pedir permiso, pidiendo paso a pesar de las dificultades. No dejemos de pisar cualquier rincón de nuestro país porque unos radicales lo intenten evitar”, ha señalado.

En su intervención ante varios cientos de personas, Rivera ha defendido el respeto a las personas “aunque no todas las ideas son igual de respetables, y por eso estamos aquí”, es “la diferencia entre la democracia y el nacionalismo”, al que ha culpado de “imposición, división y quebrar las reglas del juego”.

Además, en referencia a la agresión a los dos guardias civiles, ha afirmado que “no podemos dejar de escandalizarnos ante los escándalos, si lo hacemos, el escándalo sucede cada día”. “Ante una paliza de aquella naturaleza nos escandalizamos, es normal que estemos aquí y no permanezcamos indiferentes, por eso hay que estar en Alsasua. El día que permitamos que en Alsasua, que en Vic, que en cualquier rincón de España, violen los derechos de la mayoría con indiferencia estará en jaque nuestra constitución. Es importante que nos demos la mano los que pensamos distinto. Estamos aquí no porque violaran los derechos de los guardias civiles, estamos aquí porque si somos demócratas nos sentimos agredidos todos los españoles de bien”, ha indicado.

Además, ha calificado como “murales de la vergüenza” la presiencia de pintadas en las calles de Alsasua en recuerdo de los condenados por la agresión a los dos guardias civiles y ha reclamado que “en este país se rinda homenaje a los héroes y no a los verdugos, a las víctimas y no a los agresores”.

Contra los indultos a independentistas

Para Rivera, esta ha sido “una semana dura”, también por la decisión de la Abogacía del Estado de no acusar de rebelión a los políticos encausado en el procés, una fórmula que, en su opinión, “perjudica al Estado a favor de quienes lo quieren liquidar”. Ha instado por ello a “trabajar juntos para buscar justicia, lo que siempre han querido las víctimas del terrorismo y también pedimos los demócratas”, y advertido de que “los indultos son inmorales” cuando se “saltan la justicia”.

Por eso ha anunciado que España Ciudadana celebrará el 25 de noviembre un acto en Madrid con el lema “sí a la justicia no a los indultos” porque, ha precisado Rivera, “son demasiados los sacrificios” de jueces, fiscales, policías, concejales y familiares para ahora regalar “impunidad los que han intentado dar un golpe”.

Y así ha abogado por “un pacto de Estado por la educación, para el respeto y la libertad, para supervisar y armonizar las aulas” en todo el país, y por “reconstruir el proyecto común español” y el “constitucionalismo del siglo XXI” frente a nacionalismos y populismos.

“No nos confundamos de adversario, hay que unir, sumar, darse la mano y huir del radicalismo y los extremismos” para “no dividir al país con falsas etiquetas entre rojos y azules cuando alguien quiere quebrar el país, cuando el debate es libertad si o no”, ha aseverado.

Tensión y fuertes medidas de seguridad

El acto, en el que han intervenido también el filósofo Fernando Savater y la víctima de ETA Beatriz Sánchez, se ha desarrollado con un fuerte despliegue de la Guardia Civil y la Policía Foral.

En paralelo, la asamblea de vecinos de Alsasua, en otra plaza de la localidad, ha celebrado con actividades lúdicas y culturales un espacio “por los derechos y las libertades”, y en un tercer punto del municipio se han dado cita grupos de jóvenes que, en manifestación, vigilados por la Policía Foral, han llegado hasta las proximidades de la Plaza de los Fueros para mostrar su rechazo al acto de España Ciudadana.

Tanto Rivera como el resto de intervinientes han tenido que hablar entre sonidos de sirenas y repiques de campanas de la iglesia ubicada en la Plaza de los Fueros, donde se ha desarrollado el mitin, lo que ha dificultado enormemente poder escuchar sus palabras.