EFE

  • El presidente cántabro no ha podido desplazarse en taxi a la Moncloa por la huelga del sector.
  • En la reunión se va a plantear las reivindicaciones más urgentes para su comunidad.

Pedro Sánchez y Miguel Ángel Revilla

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recibido este martes en el Palacio de la Moncloa al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, dentro de la ronda de contactos que está manteniendo el jefe del Ejecutivo con todos los presidentes autonómicos.

El presidente cántabro aprovechó la visita y obsequió al presidente del Gobierno con dos cajas de anchoas.

Revilla, que suele desplazarse en taxi en sus viajes a Madrid y ha sido el medio de transporte que ha utilizado habitualmente cuando ha visitado La Moncloa para reunirse con otros presidentes de Gobierno, no ha podido utilizar dicho medio de transporte, a propósito de la huelga, y se ha trasladado al Palacio de la Moncloa en el coche de un amigo, un Smart eléctrico de color blanco.

Al salir del vehículo se ha fundido en un abrazo con Sánchez, quien le esperaba en la escalinata de acceso al edificio principal de la sede de Presidencia del Gobierno, y ambos han posado para los informadores gráficos flanqueados por las banderas de España y Cantabria.

Revilla llevaba en su mano una bolsa con el lema “Cantabria infinita” de la que, ya en el interior del edificio y antes de empezar su reunión, ha extraído dos libros y un par de cajas de anchoas con los que ha obsequiado al jefe del Gobierno.

En la reunión, Revilla tiene previsto plantear las reivindicaciones que considera más urgentes para su comunidad, como la financiación de las obras del Hospital de Valdecilla o la llegada del AVE a la región.