Por qué Netflix no termina de acertar con Marvel: algunos motivos para su debacle superheroica

Una de cal y otra de arena: a la noticia de las cancelaciones de ‘Iron Fist’ y ‘Luke Cage’ tras sus respectivas segundas temporadas se suma una relativamente buena recepción (en términos de audiencia, aunque con Netflix nunca se sabe, y de calidad general) para la tercera de ‘Daredevil’, con el regreso de Kingpin. Y eso pese a una segunda que no fue tan bien recibida como su debut, con la incorporación de Punisher y Elektra en el universo del héroe. ‘Daredevil’ es el buque insignia de las adaptaciones de Marvel en Netflix, y ‘Iron Fist’ y ‘Luke Cage’ sus primeros fracasos confesos, pero entre ambas hay todo tipo de posiciones intermedias.

Por ejemplo, las mejor valoradas ‘Punisher’ y ‘Jessica Jones’ ya tienen garantizadas segunda y tercera temporada respectivamente, mientras que ‘The Defenders’ no tiene un futuro claro. Luke Cage compartió el destino de su compañero en los comics (Cage y Iron Fist trabajaban juntos bajo el nombre Héroes de Alquiler) con solo unas pocas semanas de diferencia, y está claro Netflix no ha dado con la clave para una auténtica gallina de los huevos de oro: sus propios Vengadores. Pero es que The Defenders no son los Vengadores, y ahora veremos por qué.

La cuestión es: ¿falla algo en Netflix? ¿Por qué no consiguen dar con una homogeneidad de estilo en sus adaptaciones de Marvel pareja a las adaptaciones cinematográficas del MCU, que dan tumbos entre géneros -de las caper movies a la space opera, pasando por la comedia pura y dura- sin perder un estilo unitario? O visto de otra manera: ¿les está ganando por la mano la cadena CW con sus adaptaciones de DC?

Por qué The CW lo está haciendo bien adaptando DC Comics

The CW tiene unos cuantos ases en la manga y cada una de sus series es a su manera un pequeño triunfo. ‘Supergirl’ y ‘Legends of Tomorrow’, por ejemplo, son el perfecto ejemplo de series superheroicas sencillas, directas, bienhumoradas pero no carentes de ambición: ‘Supergirl’ vertebra a la perfección el legado kryptoniano y transmite la pureza moral de su primo Superman sin meterse en jardines innecesarios, como las horribles películas de Zack Snyder sobre el personaje. Y ‘Legends of Tomorrow’ es una auténtica gozada que se va chiflando según pasan los episodios, llenándolo todo de ci-fi de raíz clásica, viajes en el tiempo demenciales y personajes adorables.

Flashfull Gallery 5581a98b2a4507 75484285

La joya de la corona, pese a sus altibajos y a tener unas temporadas más flojas y otras más brillantes, es ‘The Flash’. Una serie que ha sabido recoger un legado complicadísimo, con conceptos que son superheroísmo de línea dura, para lectores muy curtidos, y los regurgita en una serie inteligente, asequible y disfrutable por fans y profanos. Y sin perder el humor. Hasta ‘Arrow’, la más floja de todas por nacer como una réplica suavizada de los héroes oscuros tipo Batman ha terminado encontrando una identidad gracias a una despreocupación y un humor que no desmerecen su esencia tenebrosa y batmaniana.

Sin embargo, Marvel de Netflix tiene un enfoque distinto. Paradójicamente, podríamos decir que The CW (pese a adaptar a DC) es el equivalente de las películas Marvel del MCU en pantalla grande. Y que Netflix (pese a adaptar a Marvel) es el equivalente de la mayoría de las películas DC de Warner en pantalla grande, al menos hasta ahora (a ver qué pasa con ‘Aquaman’ y ‘Capitán Marvel’, que parece que se abren a un tono más ligero), bajo la égida y la influencia de Zack Snyder.

Es decir, Netflix se toma muy en serio los superhéroes Marvel, y es una decisión completamente propia de la plataforma, ya que los personajes no son ni más ni menos dignos de recibir ese enfoque que sus contrapartidas de DC: un tío superfuerte e invulnerable, una joven con problemas de socialización, un vigilante urbano, un experto en artes marciales y un abogado ciego con los sentidos hiperdesarrollados. Superhéroes que han sido, a lo largo de sus largas y respectivas historias, planteados en los comics con todo tipo de enfoques, de la autoparodia a lo siniestro, de la ligereza aventurera a la épica.

The Defenders Ew 660x366

Todo superhéroe de largo recorrido (y los héroes Marvel de Netflix lo son) ha pasado por uno y otro de esos enfoques en sus versiones impresas. Es perfectamente normal porque un superhéroe es, en gran medida, un lienzo en blanco, adaptable a lo que sus guionistas y dibujantes pretenden de ellos. Y aunque como es obvio, son esclavos de las modas y los caprichos editoriales, al igual que cualquier otra creación de la cultura pop industrial, son también lo suficientemente versátiles como para que, en el plano teórico, no haya una aproximación acertada o errónea. La cuestión son los resultados.

Héroes Marvel en Netflix de peor a mejor

Ateniéndonos a los datos de Metacritic, que desde luego no son vara de medir infalible pero sí dan una aproximación más o menos completa de opiniones de crítica, contrastadas con las de público, las producciones menos valoradas, con diferencia, son las dos ‘Iron Fist’, con puntuaciones de 37 y 39 en sus dos temporadas respectivas. Encaja con la opinión general de que su prometedor punto de partida (kung fu + superhéroes) no estuvo a la altura, posiblemente por lo deficiente de sus secuencias de acción.

Primera sorpresa de la clasificación: ‘The Punisher’, con una nota también mediocre: un aprobado justito de 55. Particularmente es una de mis favoritas del grupo, posiblemente más por devoción por el personaje que por los auténticos valores de la serie, pero está claro por qué tiene una nota tan baja: es una producción estiradísima y que se podía haber solventado en la mitad de capítulos, un mal que afecta a un buen número de series de Netflix.

Le sigue la serie ‘The Defenders’, el claro fallo de cálculo de Netflix al pensar que podían tener sus propios Vengadores, y que en cierto sentido pudo arrastrar al resto de las producciones Marvel de la casa, obligándolas a tener enfoques y estéticas, si no similares al menos sí compatibles. Se lleva también un muy escaso 63, con una producción que con seguridad no se verá continuada por su escasísimo impacto.

Ya llegamos a las notas más altas de la clasificación, que de todos modos en ningún caso llega al sobresaliente, aunque ojo: tampoco las películas Marvel para cine van mucho más allá en Metacritic, aunque en ese caso entran las guerras de fans. Las tres temporadas de ‘Daredevil’, a grandes rasgos la más celebradas por los espectadores, puntúan con 75, 68 y 71, lo que se corresponde con las opiniones generalizadas de que la segunda supuso una bajada de calidad (pese a la estupenda presentación de Punisher). De la tercera ya se está diciendo que es la mejor y más fiel a los comics, aunque no parece que vaya a superar (numéricamente) el impacto de la primera, quizás por los síntomas de agotamiento de la franquicia.

Muy sorprendentemente, ‘Luke Cage’ ostenta un notorio 79 en su primera temporada, que baja a un más previsible 64 en la segunda. Quizás su talante diferenciador del resto dio ese impulso inicial. Algo similar pudo pasar con la mejor valorada de todas, la primera temporada de ‘Jessica Jones’, un éxito crítico y de público previo al anuncio de la plataforma de streaming de Marvel, a la saturación de series Marvel en Netflix y a la unificación de estéticas y temas, aquí con una serie que cargaba las tintas en el ambiente noir y menos en los superpoderes. La decepcionante segunda temporada de ‘Jessica Jones’, derivativa y sin mucho interés, bajó la nota a 70.

Series Marvel: ¿Y ahora qué?

The Falcon Captain America The Winter Soldier 2048x2048

El futuro de las series Marvel está en entredicho a causa del nuevo paso de Disney para controlar el mercado audiovisual: su propia plataforma de streaming. A diferencia de las series de Netflix que (muy inteligentemente, cabría suponer) se apartaron del enfoque cósmico de la mayoría de las películas Marvel dándoles un toque más realista y urbano a sus series, Disney apuesta por el continuísmo. Ya se ha anunciado que Falcon y Soldado de Invierno serán los primeros personajes con serie (y posiblemente para contestar a una pregunta esencial y también muy continuista: ¿quién será el próximo Capitán América?) y se rumorea que Loki y la Bruja Escarlata podrían seguirles.

Predecir el futuro de las series Marvel en Netflix es complicado: ni siquiera una temporada 4 de Daredevil está garantizada, y está claro que la compañía no termina de afinar el tiro con tanta precisión como sus contrapartidas cineatográficas. ¿Se trata de una cuestión de falta de calidad? Cabría pensar que la narrativa superheroica debería adaptarse con relativa dacilidad a un formato serial como el que propone Netflix, pero entonces, ¿por qué no termina de despegar?

En mi opinión es una mezcla de distintas circunstancias: la narración de las series de Netflix no es serial, sino como películas de diez horas fragmentadas, un problema que comparte con tantas y tantas otras producciones de la plataforma y que le sienta especialmente mal a una narrativa como la superheroica, que puede beneficiarse de la sencillez y familiaridad de una estructura episódica… pero que cojea cuando los clímax son repetitivos, los personajes se multiplican y la falta de credibilidad no juega en favor del sense of wonder sino de la inverosimilitud involuntaria. La prueba de que la alternativa seriada puede ser más funcional está en las series DC, que juegan al monster-of-the-week (‘Supergirl’), a las estructuras familiares (‘Flash’) y al más difícil todavía (‘Legends of Tomorrow’).

Legendoftomorrow Portada

Puede que el problema de Netflix esté en querer jugar al mismo tono, la misma envergadura que las películas grandes de Marvel, pero contar con unas limitaciones presupuestarias que le impiden proyectar esa sensación de “universo” de los films, tan connatural al encanto de la compañía. El enfoque urbano es interesante, pero ni siquiera en los casos de Punisher o Daredevil, claramente los héroes más “de barrio” se explotan adecuadamente, y abundan los escenarios que cantan a decorado barato, los sótanos y los búnkeres. Una y otra vez, siempre los mismos.

Lo que sí parece más o menos claro es que Disney va a cambiar las reglas del juego con su servicio de streaming, que ayudará a terminar de implantar la exclusividad de cada plataforma: posiblemente, en el futuro tendrás que acudir a una plataforma específica para ver determinada serie, sin alternativas posibles. Por eso la cantidad de producciones originales de Netflix está aumentando vertiginosamente… y por eso es muy posible que estos sean los últimos superhéroes Marvel que vas a ver en la plataforma.

También te recomendamos

Aquí está el primer tráiler de la tercera temporada de 'Daredevil' en Netflix: "la oscuridad solo responde a la oscuridad"

Las siete funcionalidades del Samsung Note9 de las que presumen sus propietarios

Tenemos tráiler final de la tercera temporada de 'Daredevil': llega a Netflix este 19 de octubre


La noticia Por qué Netflix no termina de acertar con Marvel: algunos motivos para su debacle superheroica fue publicada originalmente en Xataka por John Tones .