EFE

Mossos d'Esquadra (Archivo)

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha pedido una reflexión para acabar con el “encanallamiento” de la vida política, el clima irrespirable y la crispación de los últimos tiempos, que en su opinión es lo que hay “de fondo” tras la detención de un francotirador que quería atentar contra Pedro Sánchez.

Díaz ha calificado de “gravísimo” y muy “mala noticia” la detención de un vigilante de seguridad, que anunció su intención de matar al presidente del Gobierno en venganza por la decisión de exhumar los restos del dictador Francisco Franco.

“No quiero imaginar como estará Pedro, le llamaré cuando salga de aquí, pero me parece que tenemos que hacer una reflexión ya, España no se merece más esta situación irrespirable”, ha afirmado.

Podemos, por su parte, se ha refereido en Twitter a la detención. Para la formación morada “es el resultado del fomento del odio por parte de la ultraderecha“. Podemos cree que “toda la sociedad, la ciudadanía, los partidos políticos y los medios de comunicación deben hacer frente común contra la violencia y el fascismo”.

El Gobierno ha asegurado, tras la detención del francotirador que la seguridad del presidente “en ningún caso se ha visto comprometida”. Las mismas fuentes han agradecido las muestras de solidaridad recibidas y han subrayado que “es necesario seguir trabajando por la serenidad en el debate político”.

El detenido en Terrassa (Barcelona) está siendo investigado por los delitos de conspiración para atentar contra la autoridad con uso de arma, incitación al odio, amenazas graves y tenencia de armas, municiones y explosivos.