Para General Motors el futuro es eléctrico: despiden a 15.000 empleados y cierran cinco plantas

Sí, General Motors quiere apostar por el coche eléctrico y la conducción autónoma, y cómo él la mayoría de los fabricantes “tradicionales” quieren lo mismo. Entonces ¿qué pasa cuando quieres cambiar por completo tu modelo de negocio que se basa en el desarrollo de coches de combustión? Pues que esta reestructura será más dolorosa de lo que se pensaba.

Hoy General Motors anunció la que se perfila como su más arriesgada y agresiva reestructura, la cual contempla el despido del 15% de su plantilla de trabajadores, el cierre de cinco plantas en América del Norte y el dejar de producir seis modelos en 2019, todo para centrar esfuerzos en el desarrollo de coches eléctricos.

Casi 15.000 trabajadores fuera

Durante el pasado mes de octubre, GM envió propuestas de “renuncias voluntarias” a cerca de 18.000 empleados, la mayoría de ellos con al menos 12 años en la compañía. Esta propuesta estuvo vigente hasta el pasado 19 de noviembre y la oferta era renunciar a la compañía a cambio de recibir un bono adicional a lo que les correspondía por ley. A día de hoy, GM no ha informado cuántos aceptaron la oferta.

Curiosamente, tras unos días de haberse concluido la fecha para aceptar la “renuncia voluntaria”, GM sale y anuncia agresivos planes de reestructura que afectarán a varios de sus empleados. Según la compañía, con estos movimientos piensan liberar 6.000 millones de flujo de efectivo y una reducción en los costes por 4.500 millones.

Con estos cambios, en 2020 planean duplicar los recursos al departamento de ingeniería asignado a los proyectos de coches eléctricos y autónomos, donde se contempla la fabricación del GM Cruise AV, que sería su primer coche autónomo, para así mantener al fabricante en la batalla.

GM Cruise AV GM Cruise AV: concepto del primer coche autónomo de la compañía sin volante ni pedales.

Dentro de esta reestructura, también se anunció el recorte del 25% de sus empleados en puestos ejecutivos, sin dar a conocer una cifra aproximada. Asimismo, los planes del fabricante también contemplan una reducción en el presupuesto en otras seis plantas de la región, las cuales también cerrarán al término de 2019, lo que significará una nueva ola de despidos y cierres para inicios de 2020.

Los coches que se dejarán de producir durante este 2019, serán los Cadillac XTS y CT6, Buick LaCrosse y Chevy Impala, Cruze y Volt. La sorpresa ha sido el cese de la fabricación del Chevy Volt, el cual llegó como una nueva visión “modernizada” de la compañía tras su quiebra en 2009. Curiosamente, estos movimientos se parecen a la estrategia de Ford, el otro gigante estadounidense que anunció que dejaría de fabricar una buena cantidad de sus vehículos a principios de este año.

Esta reestructura también es una respuesta a la batalla comercial de Trump contra China y Canadá, lo que ha resultado en un aumento en el precio del metal y otros componentes clave para GM.

Mary Barra, CEO de GM, mencionó:

“Estamos tomando estas medidas ahora, mientras que la compañía y la economía son fuertes, para permanecer frente a un mercado en constante movimiento y para capitalizar las oportunidades de crecimiento a medida que avanzamos para lograr una visión de un mundo con cero choques, cero misiones y cero congestiones”.

También te recomendamos

Volkswagen se va a gastar 4.050 millones de dólares en crear un sistema operativo basado en la nube para sus coches eléctricos

Volvo cree que su futuro coche autónomo será una habitación sobre ruedas con cama incluida

Plataformas modulares: la clave oculta que impulsa el avance tecnológico de los coches


La noticia Para General Motors el futuro es eléctrico: despiden a 15.000 empleados y cierran cinco plantas fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .