EMILIO ORDIZ

Pablo Casado

Sonrisas y optimismo. Ese es el ambiente que se respiraba este lunes en Génova después de que el PP de Casado saliera victorioso del primer envite electoral. El segundo puesto de Juan Manuel Moreno en los comicios en Andalucía deja a los populares con muchas opciones de gobernar, y ese es el mensaje que se ha lanzado desde la dirección nacional un día después y todavía con la resaca de los resultados.

El presidente popular compareció junto a Moreno en rueda de prensa. El candidato aseguró que Andalucía “vivió una noche histórica” y pidió a Susana Díaz que acepte que su tiempo “ha acabado”. “Ahora no puede bloquear”, sentenció.

“Los andaluces tuvieron que elegir entre continuidad y cambio, y han elegido cambio“, avisó Moreno. En ese sentido, pidió al resto de formaciones que “no miren para sí mismos” y acepten llegar a pactos “por el bien de los andaluces”.

En torno a las conversaciones con Ciudadanos y Vox, Moreno aseguró que hará las cosas “con calma” y espera que los contactos sean “fructíferos para todos”. Asume la responsabilidad de liderar esos vínculos: “Somos un partido que genera confianza”.

“Vamos a dialogar”

Eso sí, quiso marcar territorio respecto a los naranjas. “No es razonable que ganasen en Cataluña y no fueran a la investidura, y ahora quieran ir siendo terceros”, concluyó. Sobre Vox, evitó mojarse: “Vamos a dialogar”. De hecho, Casado ya mantuvo este domingo contactos tanto con Albert Rivera como con Santiago Abascal. Y recordó que ellos, de cara a las elecciones catalanas, sumaron para “apoyar a Inés Arrimadas”.

“En Andalucía se van a levantar alfombras y se van a abrir las ventanas”, sentenciaron ambos. Respecto a las líneas rojas al hablar con Vox, Moreno apuntó que la única es “la Constitución de 1978”. Sobre ellos, Pablo Casado se bajó de la calificación de extrema derecha: “Vox no ha gobernado todavía, pero Podemos sí, y ha defendido a los etarras y defiende la dictadura de Maduro”. Por todo eso, el PP prefiere esperar a ver “qué propone” la formación de Abascal.

La premisa sobre que lidere la lista más votada fue otro de los temas, pero en Génova cambiaron de tercio. “Esto es nueva política y aquí hay que bajar al ruedo”. Con este simil Casado apuntó que “hay que huir de triunfalismos” pero reconoce que ha conseguido “algo histórico en un escenario muy complicado”. Es más, quiso compararse con otros partidos de su misma ideología en Europa: “Somos casi los únicos que estamos aguantando”.

Villegas asegura que “habrá Gobierno en Andalucía”

El secretario general de Ciudadanos, Juan Manuel Villegas, ha asegurado por su parte durante una comparencia ante los medios que “habrá Gobierno en Andalucia desde la moderación y el centro”. Villegas ha insistido en que el cambio en el Parlamento andaluz “no lo pueden liderar los partidos que se hunden en apoyos (en referencia a PSOE y PP), sino un partido como Ciudadanos, que crece cada vez que de abren las urnas”.

“El PP hace 4 años tenía 50 escaños, ahora 26. Se ha quedado en la mitad. Estos partidos que se hunden y están mirando las noticias de corrupción que les corroen no pueden liderar el cambio“, ha subrayado. “Sabemos que no será fácil pero lo vamos a hacer. Andalucía va a tener un nuevo Gobierno y un nuevo presidente”, ha mantenido.

Elecciones generales y refundación del centro derecha

Casado, por su parte, no tardó en lanzar un mensaje a Pedro Sánchez. “Ha llegado el momento de las urnas, se acabó la etapa con podemitas y batasunos”, soltó el presidente popular. Eso sí, dudó en cuanto a la fecha de los comicios. “Veremos si son en marzo, como piden los barones, o alarga la situación hasta diciembre del año que viene.

“El PSOE ha perdido su principal feudo electoral”, dijo Casado. Y dejó claro que no habrá pactos con los socialistas en Andalucía porque es una formación “sin sentido de Estado”. En cuanto a la importancia de su proyecto, el líder esgrimió que “esto acaba de empezar” y que su intención es “cohesionar de nuevo al centro derecha, que no liderarlo, porque eso ya lo hacemos”.

Para Casado, el PP no se tiene que mover hacia el centro, sino ampliar su espectro. “Ha quedado claro que este partido es un partido nacional, con un discurso nacional, y con una unidad de acción nacional”. En su opinión, es precisamente eso lo que les ha diferenciado de los socialistas: “Su discurso no existe a nivel nacional”.

“El PP tiene que salir a la calle porque, repito, al PP no lo van a encontrar fuera del PP“, sentenció Casado antes de decir que su idea es “visitar todos los rincones posibles” para “recuperar el Gobierno de España lo antes posible”.