AGENCIAS

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha lamentado este lunes la acción de los “energúmenos” y “salvajes” que atacaron con piedras a personas que se concentraron en Alsasua (Navarra) en apoyo a la Guardia Civil y la españolidad pero ha pedido evitar actos que puedan generar “crispación”.

Así lo ha manifestado el titular de Interior en la Cope al ser preguntado por el acto convocado ayer por España Ciudadana, apoyado por dirigentes de PP, Ciudadanos y Vox.

“Lo que es claro y es concreto es que todo el mundo tenía el derecho de ir a manifestarse a Alsasua si así lo entendía conveniente pero lo que no se puede obviar es que había una alta probabilidad de que los incidentes que finalmente acontecieron surgieran”, ha comentado Grande-Marlaska.

En ese contexto entiende que “de una forma tranquila quizá para defender a la Guardia Civil y la españolidad de Alsasua y de Navarra se pueden plantear acciones que no conlleven o no determinen la posibilidad de crispación o de incidentes”.

El ministro cree que “se podía haber realizado la misma defensa de la Guardia Civil y de la españolidad de Alsasua y de Navarra en otro formato que incluso no hubiera puesto ante ese contexto a la propia Guardia Civil y a la Policía Foral”.

No obstante ha aclarado: “Eso no quiere decir que no podamos defender nuestra forma de pensar en Alsasua, en Navarra, en el Gohierri guipuzcoano y en cualquier sitio, pero hay que tener cuidado en el contexto y en cómo defendemos realmente nuestras creencias, nuestros pensamientos y nuestra ideología”.

“Recordando todo lo que se sufrió en España y dentro de España en Euskadi como consecuencia del terrorismo de ETA recordemos acciones y actuaciones de movimientos como Gesto por la Paz, y hay formas de luchar por la democracia, por los derechos y la libertades de todos que creo que es más difícil que conduzcan a la crispación”, ha insistido.

En todo caso ha querido dejar claro que “la gente violenta y agresiva no es socia del Gobierno” y ha criticado “a esos bárbaros que se dedicaron a lanzar piedras y que recibieron de esa forma a determinadas personas que estaban ejercitando el derecho de asociación”.

Grande-Marlaska ha confirmado que “la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía permanecerán en Navarra cumpliendo las funciones que tienen encomendadas por la Constitución que es también cooperar y coordinarse con la Policía foral para el mantenimiento de la seguridad ciudadana y el orden público”.

Margarita Robles: “La Guardia Civil es de todos”

Por su parte, la ministra de Defensa, Margarita Robles, acusó este lunes al presidente de Cs, Albert Rivera, de utilizar a la Guardia Civil con una “finalidad claramente partidista”, tras el acto organizado ayer en Alsasua (Navarra).

Así se pronunció la titular de Defensa, en una entrevista en Telecinco, en la que dejó claro que no le parece “aceptable” que cuando se pretende homenajear a la Guardia Civil, un cuerpo que “es de todos”, como las Fuerzas Armadas, un partido político lo utilice con una “finalidad electoral”.

Respetó la libertad de Rivera para “ir a cualquier sitio” y homenajear a quien considere pertinente, si bien le reprochó que utilice al Instituto Armado con una “clara finalidad”: la de “quebrar la convivencia“.