20MINUTOS.ES

  • La cantante revela en ‘Vanity Fair’ que recibió palizas: es parte de una biografía que nunca vio la luz.

Marisol

Durante años fue la estrella del cine y la canción en la España franquista. Rubia, ojos azules, rostro y voz angelicales… Pepa Flores, más conocida como Marisol, fue la principal niña prodigio de nuestro país. Pero no todo era oro. Cuando ya era adulta, Pepa Flores confesó al autor Francisco Umbral los pormenores de su vida, para una biografía que nunca se publicó. Ahora, Vanity Fair revela algunos detalles de esa vida: abusos, palizas…

“Me llevaban a un chalé del Viso y allí había gente importante, gente del régimen, a verme desnuda, a mí y a otras niñas“, revela Marisol en sus conversaciones con Umbral.

Además, recibía palizas: “Yo tenía ocho años y dormía durante el viaje en la misma cama que la querida del empresario, una tal Encarna, que me daba unas palizas de muerte, pero con saña y mala sangre. Me tenía ojeriza, y no sé por qué todavía. En Lérida me dio tal paliza que me dejó el cuerpo como el de un nazareno”, recoge la revista Vanity Fair.

“Cuando yo dormía con aquella tía, el empresario se acostaba con ella y hacían de todo. Y querían hacer de mí el modelo de niña inocente, conformista y buena, para que fuera la referencia de todos los niños de nuestra generación, porque no saben las putadas que me han hecho”, reveló Marisol entonces.