EFE / VÍDEO: EUROPAPRESS

Incendio declarado en Llutxent (Valencia) en la parte afectada de Barx (Valencia).

El Consorcio Provincial de Bomberos ha dado por estabilizado el incendio, fase intermedia entre el fuego activo y el controlado, declarado este lunes a las 13 horas en el término municipal de Llutxent (Valencia) que hasta el momento ha arrasado 3.000 hectáreas, según ha informado el Centro de Coordinación de Emergencias en su cuenta oficial de Twitter.

Los bomberos continúan con las labores de extinción en las zonas afectadas de Llutxent, Pinet, Ador, Barx, Quatretonda y Gandia, que es la zona donde las llamas más superficie han calcinado.

A primera hora de este jueves el fuego mantenía dos focos activos en Llutxent y Marxuquera. Tras la reunión de esta mañana del Centro de Coordenación Operativa Integrada (Cecopi), el director general de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat Valenciana, José María Ángel, ha informado de que se está realizando ese análisis pericial.

El alcalde de Pinet (Valencia), Juan Ramón Chismol, ha asegurado a EFE que el incendio ha calcinado el 70% de su término municipal de Pinet, que no ha afectado a las viviendas del municipio.

La pasada noche ha habido ausencia de viento y una gran carga de humedad en la zona del incendio, lo que ha posibilitado que los operativos hayan desarrollado un trabajo selectivo para que las descargas de agua que los medios aéreos realicen este jueves sean precisas sobre los puntos más calientes.

Ángel también ha explicado que el incendio está perimetrado y estabilizado pero ha precisado que los técnicos han alertado de que va a haber viento de poniente y eso podría provocar “pequeños conatos” de reactivación de las llamas en algunos puntos.

Vuelta a sus hogares

Los vecinos de Pinet (Valencia) que fueron evacuados de sus domicilios el pasado martes tras registrarse un cambio de dirección del viento en el incendio forestal de Llutxent han podido regresar ya a sus casas.

Chismol ha confirmado a EFE que los 110 vecinos desalojados han retornado a sus domicilios una vez el incendio ha quedado estabilizado.

Los vecinos de este pequeño municipio fueron evacuados de forma preventiva el pasado martes, pero antes Emergencias de la Generalitat Valenciana había recomendado el “confinamiento de la población”, especialmente de las personas con problemas respiratorios.

Las personas desalojadas de las urbanizaciones de La Drova, Barx (Valencia) y la Ermita de Marxuquera, todas ellas en Gandía, también pueden volver este jueves a sus casas debido a que el fuego ya está estabilizado.

Sin embargo, los habitantes de las urbanizaciones ganadienses de Montepino, Montesol y Las Cumbres todavía no pueden acceder a sus viviendas porque “todavía hay peligro real derivado de las causas del incendio”, según ha explicado la alcaldesa de Gandía. Se permite la entrada en estas viviendas de técnicos municipales acompañados por bomberos, para evaluar los daños de cada vivienda.

Más de 2.600 personas fueron evacuadas de sus lugares de residencia como consecuencia del incendio de Llutxent, que se inició el lunes y ha quemado más de 3.000 hectáreas.