Molly Rowlands, una alumna de 16 años de una secundaria de Gales (Reino Unido), obtuvo un resultado sobresaliente en sus exámenes finales este año. En lo que su maestra describió como el mejor resultado de la historia de la escuela, la joven sacó ‘A’ (excelente) en las 14 materias.

Cuando Molly empezó a prepararse para los exámenes, su padre Clive Rowlands le prometió (como incentivo) que le daría 100 libras (130 dólares) por cada ‘excelente’ que lograra, informan medios locales. Ahora, el padre orgulloso le debe (en teoría) a su hija unos 1.800 dólares.

“Fue hace dos años y fue una broma de ese momento. Pero cuando me enteré [de los resultados], me sorprendí bastante”, explicó la joven, agregando que sus calificaciones se deben no solo a la promesa de su papá, sino a su trabajó duro y empeño.