20MINUTOS.ES

  • La cantante parece tener una nueva ilusión con ‘El Tato’, un hombre que trabaja en Cantora.

Isabel Pantoja

Isabel Pantoja parece haberse vuelto a enamorar. Se trata de El Tato, un trabajador que se dedica a labores de la casa de Cantora.

El hombre entró en la finca a finales de julio como manitas, según informa el periodista Israel López, y además “es un poco mujeriego“, asegura en el programa de Ana Rosa.

La familia de la tonadillera no ve con buenos ojos esta relación. Pero es cierto que se la ve más relajada e ilusionada.

A los hermanos e hijos de la cantante les gustaría prescindir de las labores del hombre en la casa.

Otra de las razones por las que no es de mucho agrado para su familia, es porque ha tenido pequeños problemas con la ley.