20MINUTOS.ES

Kate Moss

“Solo existía una cosa para mí: fiestas, fiestas y fiestas, con mucho alcohol y muchas otras locuras“, explicaba Kate Moss en una entrevista en la que habló sobre el momento en que se dio cuenta de que no podía seguir con la vida turbulenta que llevaba.

Last night ⚡️ @ysl #NYC via @coreytenold

Una publicación compartida de Kate Moss Latest ⚡️ (@katemosslatest) el7 Jun, 2018 a las 2:21 PDT

En un intento por dar otro paso en ese estilo de vida saludable que ha decidido adoptar, la modelo lleva un año sin beber alcohol. Quiere tratar de revertir los efectos de sus años de desenfreno y ha cambiado los cócteles con alcohol por los sin y las noches tardías por los amaneceres healthy. La muerte prematura de gente de su entorno ha incidido en el hecho de que la británica se reafirme en seguir con sus buenos propósitos.

La modelo contó en noviembre de 2017 que había comenzado a ir por primera vez a un gimnasio. “Nunca he sido un conejito de gimnasio y siempre he pensado que era una agonía, pero esta vez me obligué”.

Durante una buena etapa de su vida, Kate Moss fue casi tan famosa por sus escándalos como por su carrera de modelo, que no se fue a pique, pero sí le rescindieron los contratos varias firmas de moda.

El amor de Moss por el alcohol la llevó a desayunar prosecco a las 8 de la mañana y seguir con copazos de vodka hasta el mediodía.

Tras permanecer ingresada una semana en una clínica de desintoxicación en Turquía, Moss tuvo que ser escoltada hasta su casa en junio de 2015 nada más aterrizar su avión por el importante estado de embriaguez que tenía.