20MINUTOS.ES

Catherine Zeta-Jones y su hija

Nieta e hija de actores, Carys quiere hacerse un hueco al margen del apellido que acompaña a su nombre: Douglas. Con 15 años, la pequeña del clan está centrada en meter la cabeza en Hollywood y cada vez es más frecuente verla acompañando a su madre Catherine Zeta-Jones a eventos públicos o como invitada a los front row de conocidos diseñadores de moda.

“Cuando era más pequeña no me gustaba la idea de tener el apellido de mi padre por aquello de la ‘dinastía Douglas’ y cosas por el estilo”, recalca la joven durante una entrevista con Town & Country.

Catherine Zeta-Jones y Carys protagonizan la portada del mes de septiembre de la revista en la que hablan de cómo es su relación y los pros y contras de formar parte de una familia tan conocida.

Preguntada sobre si llevar un apellido como el suyo abre o cierra puertas, Carys lo tiene cristalino. “Lo que más me molesta es que la gente piense que no me esfuerzo porque no lo necesito. Que todo lo que hago me viene dado cuando, sinceramente, siento que es lo contrario. Parece que necesito estar constantemente demostrando a la gente que no soy solo ‘la hija de'”.

La nieta del actor Kirk Douglas confiesa que está centrada en hacerse un nombre fuera de la “dinastía Douglas”. Precisamente, ser hija y nieta de famosos ha hecho que Carys haya sido el centro de atención desde que era muy pequeña.

ALTA MODA – D&G🖤 thank you for a beautiful evening @dolcegabbana @stefanogabbana

Una publicación compartida de carys zeta douglas (@carys.douglas) el9 Abr, 2018 a las 5:33 PDT

Aunque ahora parece que quiere dirigir sus pasos hacia el mundo de la interpretación, la hija de Michael Douglas no siempre se ha sentido cómoda con la fama. “Lo odiaba. Solía enfadarme mucho cuando los paparazzi se sentaban delante de mí en el metro. Yo solo tenía seis años y no entendía nada“, recueda. 

“Fue entonces cuando pensé ‘si esto va a ser así, necesito centrarme realmente en quien soy porque son cosas que van a suceder y no puedo hacer nada al respecto“.

Zeta-Jones, una madre que inculca valores

En cuanto a Catherine, la actriz explica durante la entrevista que no puede sentirse más orgullosa de sus hijos y del tipo de personas en las que se están convirtiendo. “No hay nada peor que un niño privilegiado sin educación. Los machaqué como si estuvieran en un campo de entrenamiento”, relata la protagonista de Feud. Junto a Douglas, la estrella tiene otro hijo Dylan, de 17 años.

“Mis padres me dicen: ‘Mira a tu alrededor. La vida que tienes es extraordinaria‘”, añade Carys haciendo hincapié en que sus progenitores siempre han intentado en que tuviese los pies en la tierra.

A lo largo de la entrevista, la joven Douglas pudo demostrar la total admiración que siente por su madre: “La moda ha jugado un papel importante en mi vida porque mi madre es mi icono de estilo“. Tanto que reconoce que rebusca “en el armario” de Zeta-Jones para cogerle su ropa.

thank you mummy for endless laughs💗 I love you endlessly. Happy Mother’s Day⭐️

Una publicación compartida de carys zeta douglas (@carys.douglas) el14 May, 2017 a las 7:42 PDT

“Ella tiene su propio estilo”, remarca la actriz sobre su hija que va camino de convertirse en una influencer. “Viste moderna, pero acorde con su edad. Nunca he tenido que decirle ‘Carys eso que llevas es inapropiado”, explica la actriz. De hecho, parece que la hija se autocensura un pelín.

Carys contó una anécdota en la que una vez le pidió opinión a su madre sobre un mono de vestir. La adolescente lo veía demasiado corto y la madre largo. “Eres la única madre en el mundo que le diría a una niña de 15 años que el mono debería ser más corto'”, contaba entre risas Carys Douglas.

Michael Douglas reveló en 2015 que los dos hijos que tenía con Zeta-Jones (tiene un tercero, Cameron, con su exmujer Diana Luker) querían dedicarse a la interpretación.

“Mi hijo y mi hija quieren meterse en el negocio y ya les he avisado de que estén listos para el rechazo”, contó a la revista Variety en ese momento.

“Se lo digo a todos los que comienzan en esto: debes ser capaz de recibir un golpe y seguir adelante sin que te importa nada”.

El actor, de 73 años, continuó: “Es difícil, pero debes lidiar con ello porque va a suceder. En los inicios de mi carrera sufrí mucho rechazo y nunca es fácil. Tienes que seguir adelante hasta que alguien te diga que sí”.

Durante una entrevista en el programa de Jimmy Kimmel, su mujer retomó las declaraciones de Douglas: “Va a ser difícil para ellos (sus hijos) porque tienen a su abuelo, Kirk, me tienen a mí y a Michael, ¡pero les encanta y están bien!”

La pareja manda todos los veranos a sus hijos a un campamento en el que hacen musicales y obras de teatro. “He tenido una vida maravillosa en este negocio, así que si quieren entrar, adelante. Ellos saben las dificultades que existen”, agregó.