EFE

Agente de la Guardia Civil

Las agentes de la Guardia Civil mostraron el miércoles su rechazo e indignación por el curso que oferta la Benemérita sobre “gestión de emociones” y “autoestima” dirigido única y exclusivamente a las mujeres. “¿Los varones están sobradamente capacitados personal y colectivamente gracias a sus innatos conocimientos y aptitudes?”, se preguntaba la Secretaría de la mujer de la AUGC.

Este jueves, el Cuerpo ha salido al paso de las críticas y las acusaciones y ha defendido su decisión al ver este curso como una medida “de acción positiva” para fomentar la igualdad y el desarrollo profesional de las agentes, pero admite que la forma en la que se publicó puede dar lugar a “confusiones” y corregirá su formulación.

Así lo han asegurado a Efe fuentes del instituto armado ante las críticas vertidas por varias asociaciones al curso de “desarrollo personal y liderazgo” publicado el martes en el boletín oficial del instituto armado, y que tenía como objetivo “complementar los conocimientos y aptitudes requeridas por el personal femenino” del cuerpo “en la gestión de emociones en lo referente a la autoestima”.

Desde la Guardia Civil creen que se ha podido crear una “confusión” que da lugar a “malinterpretaciones”, de ahí que vayan a publicar en el boletín una corrección que aclare que el único objetivo de las ocho horas que dura la formación es “fomentar el liderazgo y el impulso de la formación profesional de las mujeres”.

Este programa, explican las fuentes consultadas, se lleva gestando más de un año y tiene su origen en las aportaciones que hicieron las alumnas de otros cursos que se impartieron sobre “liderazgo y desarrollo de carrera”. Sin embargo, en esta edición se pretendía ofrecer una “versión mejorada” y específica para cada una de las escalas: una para cabos, que arrancará el 2 de octubre; otra para guardias, una semana después, y otras dos que aún no han sido publicadas para suboficiales y oficiales.

Sostienen la fuentes que la Guardia Civil dispone de una amplia formación en materia de igualdad para sus miembros, sean hombres o mujeres, y defienden que en este caso sea solo para ellas, porque aunque “ya saben que tienen el derecho de ascender, a veces a lo mejor hay que dar un impulso”. “Y eso es lo que se pretende hacer”, más aún cuando la presencia de mujeres en el cuerpo es pequeña y va disminuyendo según aumenta la responsabilidad.

Falta de tacto y discriminación

Fue la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) quien denunció la publicación del curso y a sus críticas se ha unido la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), mostrando en un comunicado su “asombro y estupor” por lo que consideran una “falta de tacto y discriminación por razón de género en la Guardia Civil”. En opinión de la AEGC, las jornadas deberían ser para ambos sexos porque “saber canalizar emociones y por supuesto tener capacidad de liderazgo no es exclusivo de ningún género”.

Frente a estas dos organizaciones, la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC) ha defendido en otro comunicado la iniciativa como parte de las “medidas de acción positiva dirigidas a paliar” las desigualdades existentes en el cuerpo.

Tras estimar que hay que ver el programa como una “acción positiva”, en aplicación de la Ley de Igualdad, y no de una “acción protectora”, esta asociación ha criticado a la AUGC por iniciar una “campaña de boicot y desprestigio de nuevo contra la Guardia Civil”.