CLARA ROCA

Juan Pablo Colmenarejo presenta 'Buenos días, Madrid' en Onda Madrid

Este lunes le tocará madrugar a Juan Pablo Colmenarejo (Madrid, 1967) quien, después de pasar los últimos 9 años en las tardes de la cadena Cope con La Linterna, pasa a presentar el matinal Buenos días, Madrid de Onda Madrid. El periodista madrileño se encargará de la primera parte del programa, a partir de las 6.00, mientras Ely del Valle tomará el relevo de 10.00 a 13.00.

Además de en La Linterna, donde le seguían más de 700.000 oyentes diarios, Colmenarejo estuvo como director de informativos de Cope (2011-2013). En Onda Cero, dirigió los informativos de fin de semana de (2002-2003) y el informativo del mediodía (2005-2009) y estuvo al frente de La Brújula (2003-2005).

Antes de su etapa en Onda Cero, estuvo en TVE como subdirector de informativos y como director de la primera edición de Telediario (1998-2000). Además, fue editor del informativo España a las 8 en Radio Nacional de España (2001-2002). Desde entonces y hasta este lunes, Colmenarejo no había vuelto a los medios públicos.

¿Cómo se siente al regresar a la radio pública?
Ha sido un recibimiento estupendo. Se me ha pedido que haga lo que sé hacer, el periodismo radiofónico que he practicado durante toda mi vida: que ponga por delante la información, la noticia, la actualidad y el análisis, y que además el programa haga buena compañía a los oyentes todas las mañanas.

¿Y qué tal lleva lo de madrugar?
Pues no lo sé, porque como llevo muchos años acostándome a la hora que me voy a levantar, no lo sé. Esa pregunta la podré contestar en unos meses.

¿Cómo cree que van a recibir sus seguidores el cambio de franja horaria?
Espero que se lo tomen bien y les invito a todos a que se vengan a Onda Madrid para seguir escuchando a quien ellos consideran que estaba entre sus preferencias, que era yo. La radio hace compañía a cualquier hora del día. Por la mañana es un terreno que he explorado menos, pero tengo la sensación de que también se hace compañía en ese horario.

¿De qué manera busca Onda Madrid competir con las grandes emisoras?
Con la nueva parrilla de programación que han construido Onda Madrid y Telemadrid. Se apuesta por la radio con Félix (Madero), con Nieves (Herrero), con Ely (del Valle), con un servidor y con todos los compañeros de deportes y de los demás programas. Somos los refuerzos para esta temporada. Creo que es una señal muy clara de que Telemadrid y Onda Madrid quieren cuidar su radio y que sea un medio potente.

Estará en la misma franja horaria que Pepa Bueno en la Ser, Herrera en la Cope y Alsina en Onda Cero…
Es un desafío muy grande, pero como soy del Atleti me gusta.

Se declara fiel colchonero…
Llevo 40 años de abonado del Atleti. Tengo el número 1665 de abonado, desde el año 78. Soy un atlético constitucional.

¿La radio es similar al fútbol?
Simeone dice “partido a partido”. La radio es el día a día. Lo que haga el lunes, el martes a las 6 de la mañana, por muy bien o mal que haya quedado da igual porque empieza una cosa nueva.

En los últimos años, los medios de comunicación clásicos como la televisión, los periódicos o las revistas han caído en audiencia, pero la radio logra mantenerse. ¿Se están haciendo las cosas bien?
Yo leo los periódicos en papel todavía, y creo que es un ejercicio que no voy a dejar de hacer en mi vida, pero la radio es compañía. Además te permite hacer otra actividad a la vez, incluso chatear o consultar el periódico. La radio sobrevive a todas las tecnologías. No solo sobrevive, sino que convive con ellas muy bien, porque las nuevas tecnologías nos ayudan mucho. Por ejemplo, Onda Madrid tiene dos frecuencias en Madrid y se pueden escuchar en toda España gracias a su web y a su aplicación. Las nuevas tecnologías permiten a quienes me hayan estado escuchando en La Linterna desde Las Palmas de Gran Canaria o en Sídney lo puedan seguir haciendo.

Usted critica que a veces los periodistas se han mantenido demasiado cerca del poder y aboga por una prensa independiente. ¿Cómo se logra esa independencia?
Confiando en los profesionales. Confiando en su capacidad de contar las cosas y en su honesta subjetividad. Al respecto de la política y los periodistas, creo que a los políticos hay que vigilarlos de cerca para mantenerlos alejados. Los políticos forman parte de la vida, pero nosotros tenemos la obligación de contar lo que sabemos, lo que vemos y lo que creemos que el público necesita. Es nuestra obligación profesional. Cada uno tiene su papel en la vida y el nuestro es este. Y en una radio pública también.

¿Cree que los periodistas pueden declarar sus afinidades políticas de la misma forma que se hace con el equipo de fútbol?
Todos tenemos ideas, pero el periodismo consiste, además, en contar los hechos a todo el mundo. Lo que ves es lo que cuentas. Con las ideas depende, no en todo momento tienes que aplicarlas a los hechos porque con contarlos bien ya tienes bastante.

En estos momentos donde hay tantos temas que dividen a la población, ¿cómo es posible hacer una radio plural y para todos?
Escuchando y preguntando a todo el mundo cuestiones de interés que aporten y enriquezcan la comunicación y teniendo una sensibilidad general hacia todas las partes que puedan estar metidas en un conflicto. También hay que saber diferenciar lo que es noticia de lo que es el ruido. Tenemos que contar lo que uno ve con la honesta subjetividad que caracteriza a cualquier periodista. En la radio pública todas las voces, como en cualquier medio de comunicación, deben de ser escuchadas. No somos gente rara.

Con las redes sociales compitiendo por dar noticias ¿qué es lo que ofrecen los medios de comunicación como valor añadido?
El periodismo se distingue de lo demás porque lleva firma y asumimos nuestra responsabilidad cuando contamos algo, ese es nuestro crédito.

¿Cree que el periodismo ha perdido veracidad en el último tiempo?
Creo que no. Lo que pasa es que hay una burbuja gigante en la que estamos metidos y tenemos que sobrevivir a base de nuestro crédito con el público, con nuestra firma, que la gente crea lo que decimos porque lo decimos nosotros.