Los familiares del menor, de tres años de edad, descansaban en sillones de masaje cuando notaron que su hijo empezó a deslizarse desde el pasamanos.

Un niño de tres años ha muerto este jueves en la ciudad de Xiaogan, en la provincia de Hubei, al este de China, al caer desde una altura de cuatro pisos desde el pasamanos de una escalera mecánica de un centro comercial.

Según informa Daily Mail, el niño jugaba en una escalera mecánica en el tercer piso, mientras sus padres y su hermana mayor descansaban en sillones de masaje a pocos metros de él. En el video se aprecia cómo el menor se sube en el pasamano de la escalera mecánica, pero empieza a deslizarse entre los paneles protectores de vidrio.

El menor trató de aferrarse a la barandilla, momento en que sus familiares reaccionan, lanzándose en vano hacia su hijo, que desapareció de su vista ante sus ojos. 

En las imágenes se ve después que el niño yace en el nivel del subsuelo rodeado de sus familiares desconsolados. 

Según medios locales, los padres del menor han exigido una compensación de 1,8 millones de yuanes (unos 280.000 de dólares) al centro comercial por la falta de las medidas de seguridad cerca de las escaleras mecánicas.