En Tailandia, un hombre ha fingido su propia muerte en las redes sociales en un intento por estafar a sus familiares, informaron medios locales la semana pasada.

El 14 de julio, la esposa de Tachawit Janngiw empezó a publicar en Facebook varias fotografías y mensajes sobre la muerte de su pareja. “La última foto antes de desactivar su Facebook”, escribió la mujer en la red social, junto a una instantánea del supuesto cadáver de su esposo. “Te amo”, agregó, aclarando que Janngiw había fallecido de cáncer y asma.

La esposa, que no ha sido identificada, llamó a la madre de Tachawit para darle ‘la mala noticia’ y pedir que le transfiriera dinero para los gastos del funeral y traslado del cuerpo de su hijo a su ciudad natal. La familia de Janngiw transfirió a la mujer unos 600 dólares.

En la ciudad natal del ‘difunto’ también empezaron los preparativos del funeral, en el que se habían gastado cerca de 1.800 dólares. Sin embargo, el cadáver nunca llegó, preocupando aún más a sus familiares. Entonces, un primo de Tachawit llamó al teléfono móvil de este y, para su sorpresa, el ‘difunto’ fue quien contestó  la llamada.

La noticia de que Tachawit no había muerto, no solo enfadó a sus familiares, sino también a sus amigos y conocidos, quienes recriminaron a la pareja que les haya engañado de esa forma, y algunos incluso exigieron que les devolvieran el dinero donado para el supuesto funeral.