Los especialistas del programa de protección de las foca monje hawaiana llevan estudiando la especie durante décadas, pero este tipo de casos empezaron ser observados únicamente en los últimos años.

Los especialistas del programa de protección de la foca monje hawaiana (especie en peligro de extinción) han descubierto otro ejemplar joven con una anguila dentro de su nariz: se trata del tercer o cuarto caso en los últimos dos años.

El pez fue cuidadosamente sacado de la nariz del animal, tras lo cual la foca fue devuelta a su hábitat sin que sufriera daños, informa el sitio web de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA).

Los científicos han estado monitoreando las focas monje hawaianas (Monachus schauinslandi) durante las últimos cuatro décadas, pero solo se han encontrado con casos de este tipo en los últimos años. Los investigadores aún no saben si se trata de una coincidencia o se debe a alguna peculiaridad del comportamiento de las focas jóvenes.

Las focas monje hawaianas buscan comida asomando sus hocicos entre las grietas de los arrecifes de coral, debajo de las rocas o en la arena; así es como buscan a las presas a las que les gusta esconderse, como las anguilas. Es posible que estos casos se deban a anguilas acorraladas que trataban de escapar en una situación así.

Otra teoría apunta a que la foca se tragó la anguila y luego regurgitó, expulsando al pez de su cuerpo pero por el orificio equivocado.