El Departamento de Conservación Ambiental del estado de Nueva York (EE.UU.) ha revelado que un hongo que devora la piel llamado síndrome de la nariz blanca (SBN) terminó con la vida del 90% de murciélagos en esta región durante la semana nacional del murciélago, que se celebró entre el 24 y el 31 del mes pasado, informó este sábado New York Post.

El organismo advirtió a la gente que “una simple visita, aparentemente tranquila” a las cuevas y otros posibles sitios de hibernación de este mamífero puede matar a los ejemplares infectados. El pequeño murciélago marrón, el más común de la Gran Manzana, se encuentra entre las especies que se han visto afectadas por este problema.

El síndrome de la nariz blanca, que se registró por primera vez en 2006, es un hongo altamente contagioso que se manifiesta en forma de pelusa alrededor de la nariz y la boca de este mamífero volador, dejándole pequeños agujeros en la piel. Según Alan Clark, profesor de Biología en Universidad de Fordham, Nueva York (EE.UU.) explicó que cerca del 5% de los murciélagos “parecen tener cierta resistencia natural y se están reproduciendo”.