EFE

  • La embarcación humanitaria se dirige desde Túnez al encuentro del barco ‘Nuestra Señora de Loreto’.
  • Se espera que la operación pueda realizarse en la mañana del próximo viernes.

Barco de 'Open Arms'

El barco pesquero español ‘Nuestra Señora de Loreto’, que ha rescatado a 12 migrantes en el Mediterráneo, ha puesto rumbo al oeste para encontrarse con el barco humanitario ‘Open Arms’, que este jueves partió del puerto tunecino de Zarzis, según Vicente Sempere, segundo de bordo.

“Nos estamos dirigiendo al encuentro con el Open Armas a ver si nos pueden ayudar. Nunca, nunca iríamos hacia Libia“, dijo Sempere en conversación vía satélite.

Las autoridades españolas dijeron este jueves que el pesquero español podía dirigirse a un puerto libio para avituallarse y pidió la colaboración de los países ribereños “en caso de que se considere que Libia no cumple las condiciones para ser un puerto seguro”, según un comunicado.

Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno español, ha expresado su preocupación por la situación de la tripulación y de los rescatados, e informó de que el capitán del pesquero recibió un correo de Salvamento Marítimo de Libia en el que se le sugería dirigirse al puerto libio de Al Khums.

Situada a un centenar de kilómetros al oeste de Trípoli, la ciudad de Khoms es uno de los principales centros operativos de las mafias dedicadas al contrabando de personas en el Mediterráneo central, la ruta más mortífera del mundo.

España abogó por su vuelta a Libia

Hace una semana salió un bote neumático con 27 personas a bordo de las playas vecinas, entre ellas los 12 migrantes senegaleses, libios y malienses que rescató la tripulación del ‘Nuestra Madre de Loreto’ cuando faenaba en aguas internacionales frente a la costa de Libia. Según Sempere, los náufragos fueron abandonados en el agua por una patrullera libia, que rescató al resto y eludió los avisos del pesquero español.

Desde entonces, los 12 rescatados están en el barco a la espera de una solución en una situación de emergencia, ya que según los responsables del pesquero solo les quedan víveres y combustible para “cuatro días”.

En un primer momento, la intención del pesquero era llevarlos a Malta o Italia, países que sellaron sus puertos, e incluso a España, cuyo gobierno desde el primer momento ha tratado de que regresaran a Libia, según fuentes diplomáticas del país norteafricano.

Organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos y organismos dependientes de la ONU han pedido a España que no devuelva a los migrantes a Libia ya que supondría una violación de la ley internacional, ya que este país “no está considerado un puerto seguro”.