EFE / VÍDEO: ATLAS

Vista de Llutxent, con el incendio al fondo

El incendio forestal de Llutxent, que comenzó el lunes por un rayo y ha obligado a desalojar ya a 2.600 personas, ha quemado ya 3.003 hectáreas después de más de dos días activo, según la última aproximación de superficie afectada de la Generalitat, y los servicios de extinción mantienen su optimismo ante unas buenas previsiones meteorológicas para la noche de este miércoles.

En la reunión técnica de coordinación que se ha celebrado a las 20 horas, el director del Puesto de Mando Avanzado del incendio ha mostrado un “moderado optimismo” ante la evolución del fuego, ya que la previsión meteorológica para esta noche indica que el viento será variable a flojo y la humedad alta.

Para el jueves el nivel de preemergencia por riesgo de incendios forestales en la Comunitat Valenciana es extremo en las provincias de Valencia y Alicante, mientras que en Castellón el riesgo es bajo-medio.

El incendio de Llutxent ya se ha extendido a otras cinco poblaciones cercanas y afecta principalmente al término municipal de Gandía, con 948,6 hectáreas alcanzadas por el fuego.

Pep Estornell, alcalde de esa localidad, ha informado de que el incendio se encuentra “descontrolado” y con dos frentes activos, uno en el norte, más próximo al término municipal de Barx, y otro al sur, en la zona de los términos municipales de Llutxent y Pinet.

Los desalojados

Las personas desalojadas como consecuencia de este incendio, 2.600, son de La Drova, en el municipio de Barx, Pinet y en las urbanizaciones de Montesol y Montepino, entre ellas, los ancianos del Centro Sociosanitario Mondúver.

Los desalojados han sido acogidos en el polideportivo del Raval de Gandia y han sido atendidos por Cruz Roja y personal del Ayuntamiento. La Unidad Militar de Emergencia (UME) desplazó al lugar 136 militares y 50 vehículos, que este martes permanecen operativos dentro del despliegue de medios que coordina el Centro de Emergencia de la Generalitat y durante la noche han realizado labores de ataque directo con autobomba y herramienta manual de cola a cabeza en el flanco izquierdo del incendio.

El teléfono de Emergencias de la Generalitat 112 ha recibido desde las 15 horas de este lunes, cuando comenzó el incendio, 379 llamadas relacionadas con el incendio de Llutxent.

José María Ángel ha recordado que este lunes había temperaturas muy altas de 40 grados y viento superior a 40 km/h y un cambio en la dirección del viento dirigió el humo hacia el municipio de Pinet.

Dotaciones

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) tiene ya trabajando en las labores de extinción 17 medios aéreos, 4 brigadas de especialistas y una unidad móvil de Meteorología y Transmisiones. En la actualidad, se encuentran trabajando en la zona 7 aviones anfibios, un helicóptero Kamov y 8 helicópteros de transporte con helibalde y un avión de Comunicaciones y Observación, que graba y envía imágenes aéreas en tiempo real sobre la evolución del incendio.

Para los trabajos de extinción desde tierra se han desplazado 4 brigadas de refuerzo contra incendios forestales y una unidad móvil de Meteorología y Transmisiones, que prestan apoyo a los directores de extinción. El MAPA ha aumentado además el dispositivo aéreo enviado a Portugal con otro avión anfibio de gran capacidad, que se suma a los dos Canadair que se mandaron a primeras horas de la mañana del miércoles al Concelho de Monchique.