EFE

El peñón de Gibraltar

El Gobierno quiere que los derechos de los españoles que cada día cruzan la Verja para trabajar en Gibraltar queden garantizados desde el primer día del Brexit, aun en el caso de que finalmente no se consiga un acuerdo con Londres que permita aplicar al Peñón el llamado periodo transitorio.

En diciembre, la UE y Londres alcanzaron un principio de acuerdo sobre los términos de la salida de Reino Unido que incluye el reconocimiento de derechos para trabajadores transfronterizos, como el mantenimiento de su derecho al trabajo y de acceso al mercado de trabajo, la igualdad de condiciones de trabajo, el reconocimiento de prestaciones sociales y la coordinación de condiciones de la Seguridad Social.

El Gobierno quiere garantizar que, en cualquier escenario, esas disposiciones sobre derechos de los trabajadores transfronterizos se apliquen a los más de 10.000 que cada día van a Gibraltar a trabajar, según ha señalado el Ejecutivo en respuesta a una pregunta parlamentaria del diputado del PP José Ignacio Echániz.

El acuerdo de retirada, que está pendiente aún de escollos como la frontera con Irlanda, incluye un periodo transitorio en el que Reino Unido seguirá formando parte del mercado único y la unión aduanera. Ese periodo comenzará el 29 de marzo de 2019 y terminará el 31 de diciembre de 2020.

Sin embargo, ese periodo de transición solo se aplicará a Gibraltar si para ello hay un acuerdo bilateral entre Londres y Madrid. Para ello, los dos gobiernos se han reunido en un nivel técnico y con discreción en al menos cuatro ocasiones.

Pero esas negociaciones han tropezado, así que, en el escenario de que no hubiese acuerdo y el periodo transitorio no se aplicase a Gibraltar, el objetivo del Gobierno es que la parte de los derechos de los ciudadanos entre en vigor para el Peñón desde el primer día de la salida.

“Incluso en el caso de que no fuera posible llegar a un acuerdo para la aplicación del período transitorio a Gibraltar”, dice el Gobierno al diputado Echániz, “las disposiciones del Acuerdo de Retirada sobre derechos de los ciudadanos y trabajadores pueden y deben ser aplicadas a Gibraltar”.