AGENCIA ATLAS

Patrimonio

El expolio del patrimono histórico no cesa en España. Uno de los últimos ejemplos es el de La Mercadera, en la provincia de Soria. Es la ermita de un antiguo pueblo que fue desapareciendo poco a poco a partir de los años 70. Con ello llegó el abandono de este templo del siglo XI.

La puerta, la pila bautismal, el retablo y, hace unos días, el pórtico, la espadaña, y algunas piedras más de gran tamaño. Todo ha desaparecido. Tanto pesaba que les hicieron falta dos días para el robo. Bien robadas por encargo, o a manos del propio particular, estas partes se suelen emplear en la decoración de viviendas o chalés

En Castilla y León hay muchas poblaciones abandonadas o al borde de la desaparición. “Tienen una seguridad un poco precaria y los titulares no se preocupan de su protección”, admite la Guardia Civil. En Villacibio (Palencia) desaparecieron las campanas de la ermita. En Venta de Baños intentaron llevarse la pila bautismal de una iglesia.

El robo de estos elementos puede suponer al infractor penas de 2 a 5 años, que pueden agravarse en caso de bienes protegidos. La lista roja de Patrimonio de la Asociación Hispania Nostra incluye 307 templos en toda España en peligro de conservación.