El padre de un niño de cinco años de Galion, Ohio (EE.UU.) que dio positivo en una prueba de metanfetamina, supuestamente tras comer dulces de truco o trato en Halloween, ha sido detenido tras hallar la Policía drogas en su hogar, informa WLOC.

El pasado domingo se informó de que la Policía de Galion estaba investigando el caso de un menor, Braylen Carwell, que fue hospitalizado por ingerir metanfetamina, supuestamente contenida en un caramelo de truco o tratamiento que recibió durante la celebración de Halloween. Después la culpa recayó en unos colmillos de vampiro que el pequeño recibió aquel día.

Sin embargo, finalmente se ha revelado que la sustancia ilegal que el pequeño presentaba en su sangre no tuvo nada que ver con los dulces ni con los colmillos. Durante el registro de su casa, la Policía encontró parafernalia de drogas, marihuana y presunta metanfetamina, y el padre del niño, Cambray Carwell —que dio positivo en una prueba para determinar si había consumido la sustancia—, fue arrestado y acusado de posesión y consumo de drogas ilícitas.

“Aunque no podemos decir definitivamente cómo ingirió el niño la metanfetamina, estamos totalmente seguros de que no la ingirió por medio de ningún caramelo de truco o trato”, afirmó en un comunicado de prensa el jefe de la Policía, Brian Saterfield, según el medio.