20MINUTOS.ES

Demi Lovato

Tras permanecer más de una semana ingresada en un hospital, se espera que Demi Lovato reciba el alta en cualquier momento y vaya directamente a un centro de rehabilitación. Según publica TMZ, la cantante ha aceptado acudir voluntariamente tras sufrir una sobredosis que podría haber acabado con su vida.

La familia de la ex chica Disney no había querido sacar el tema de conversación hasta que Lovato estuviera estable ya que hace unos días tuvo una recaída que le ocasionó complicaciones como fiebre alta y náuseas.

Después de ser encontrada inconsciente en su casa de Hollywood Hills, Demi fue tratada por los paramédicos con Narcan, un antídoto opioide, antes de ser trasladada al Centro Médico Cedars-Sinai.TMZ publicó que la artista corría el riesgo de perder a quienes la rodean si no ponía de su parte para curarse de sus adicciones.

Frecklesss

Una publicación compartida de Demi Lovato (@ddlovato) el5 Jul, 2018 a las 6:12 PDT

Al parecer, el núcleo cercano a la joven, de 25 años, podría haberle dado un ultimátum si no se internaba en un centro de rehabilitación. “Podría morir si no lo hace, y eso no va a pesar en nuestra conciencia por no haber hecho nada”, dijo una fuente al portal sensacionalista.

Bajada a los infiernos

La sobredosis se produjo después de que Demi confesara una recaída en su tema Sober. Sin embargo, aunque la prensa rosa publicó que la sobredosis era por heroína, sus seres queridos han negado que haya sido por esa droga.

La cantante nunca ha negado sus problemas con el alcohol y las drogas, incluso, habló abiertamente de ellos en un documental contando la primera vez que había consumido. Parecía que Lovato ya se había desenganchado tras seis años ‘limpia’ hasta que comenzó su caída en picado.

Tres semanas atrás, la cantante podría haber tenido una discusión con su tutor de Alcohólicos Anómimos del que no quiso volver a saber nada. Sumado a que su familia estaba cada vez más preocupada por el ritmo frenético que la estrella había retomado en su vida, acudiendo a fiestas sin control.