P. SANZ

Oskar Proy durante su audición en 'The Voice'.

Se llama Oskar Proy y tiene una abuela asturiana. Pero el nació y vive en la otra punta del planeta: Australia.

Este joven de 18 años se hizo famoso en abril por interpretar la canción Asturias, patria querida en la edición australiana del concurso televisivo La Voz.

Su versión, guitarra en mano y en castellano, conquistó a los jueces y al mundo entero en redes sociales, donde el vídeo de su actuación se hizo viral.

Lo que empezó como un homenaje a sus orígenes le ha llevado a una gran aventura: Oskar ha sido invitado a cantar el himno asturiano en el Descenso del Sella, que se celebra este sábado de Arriondas a Ribadesella.

Medios locales como El Comercio han hablado ya con Oskar Proy y su padre, que le acompaña en su primer viaje a Asturias, donde buscará las huellas de su abuela y se encontrará con sus raíces.

Proy ya es una celebridad allí. También actuará la próxima semana en Cangas de Onís y en la Plaza Mayor de Gijón, con un repertorio para el que ha preparado otros dos clásicos asturianos: El Chalaneru y Santa Bárbara Bendita, la canción de los mineros.

Y, entre ensayo y ensayo, Oskar aprovechará para ponerse al día con las tradiciones de la tierra: los culines de sidra, los cachopos y el cabrales.