20MINUTOS.ES

Dalas

El famoso ‘youtuber’ Daniel José Santomé Lemus, alias Dalas Review, ha querido dar explicaciones sobre el juicio que tiene este viernes. La Audiencia Nacional juzga a Dalas por abusos sexuales y ciberacoso a una menor de 13 años, cuando él tenía 22, hechos por los que la Fiscalía pide 5 años de prisión.

En un vídeo publicado en su canal de Youtube y que ha compartido en Twitter, Dalas se ha burlado de las críticas y de la prensa. En un tono irónico, ha escrito en el tuit que “Dalas es TT y no le han condenado de nada, pero le denunciaron, así que eso significa que es culpable”.

“Estaréis contentos, ¿verdad? Obligarme a grabar un vídeo por la mañana…”, así ha comenzado el vídeo y luego hizo bromas como: “Sé que suena fuerte, pero más fuerte es Schwarzenegger” o “Es grave, pero más grave es la última nota del piano”. El ‘youtuber’ ha cargado contra los medios de comunicación y dice que “se pasan las presunción de inocencia por el Arco del Triunfo”. .

Sobre lo que le pide la Fiscalía, ha asegurado que “no está especialmente preocupado”. “No hice nada malo, no hay motivo para que sea condenado”. Además, el ‘youtuber’ se ha mostrado seguro de su inocencia. “Sé que la justicia funciona y, aunque a veces no funcione, estoy seguro de que no será mi caso”, ha explicado en el vídeo.

Acusa a su ex novia y a la madre de esta

“Es que es una conspiración”. El ‘youtuber ha culpado a su ex pareja, María Rubio (Miare), que le denunció por supuesta violencia de género, y a su madre: “¿Quién tiene hasta ahora antecedentes de que le guste ir a la prensa a hablar mal de mí para que me condenen? La madre de mi ex”.

Dalas ha dado a entender en su vídeo que su ex novia creó un grupo para “conspirar” y llevar testigos a juicio. Además, ha señalado directamente al periódico El Confidencial. El ‘youtuber’ dice que ha “engañado” a este diario, y apunta a un email como respuesta a las preguntas del medio. Y dice que “él tenía claro que era la madre de su ex la que se había dedicado a difundir toda esta mierda”. “Cuando me escribió el periodista, dije. ‘Voy a ponerle una trampa’. Le mandé un email riéndome en su puta cara: ‘Le voy a mandar un mensaje oculto para ver si lo publica o no'”, explica.

Un trampa en la que supuestamente cayeron y dice que los datos del juicio son secretos y que por haber desvelado esta información puede emprender una denuncia. En el email se puede leer como Dalas “amenaza” con llevarlo al Juzgado. “Tengo dinero de sobra para hacerte pagar por ello en el juzgado (….) Venga pringao! A escribir sobre mí! Y gracias por todo, que hacía tiempito que no hablaban de mí”.