EP

  • Un caso se ha producido en Córdoba, dos en la comunidad de Madrid y otro en Mallorca.

Rescate

Cuatro personas han muerto ahogadas este fin de semana en otros tantos sucesos ocurridos en Madrid (dos), Córdoba y Mallorca.

El primer caso fue el de una joven de 20 años, que falleció en la localidad de Monturque (Córdoba) al ahogarse en una piscina particular, según fuentes de la Guardia Civil y del Servicio de Emergencias del 112.

Las primeras llamadas que alertaban del suceso se produjeron a las 19.15 horas de este pasado viernes e informaban de que una chica se estaba ahogando en una piscina de un domicilio de la localidad cordobesa.

Cuando los servicios sanitarios llegaron al lugar de los hechos, intentaron llevar a cabo técnicas de reanimación que resultaron ser infructuosas.

El personal sanitario desplazado alertó a su vez a la Guardia Civil del municipio para que investigaran los motivos que habrían provocado la muerte de la joven, que ha sido adelantada por el diario Cordópolis.

La Benemérita estableció el protocolo judicial y está prevista la realización de la autopsia para determinar la causa exacta de la muerte, aunque todo hace indicar que ha sido por ahogamiento.

En Mallorca

El mismo viernes, un joven checo de 24 años falleció ahogado en la playa de s’Illot tras precipitarse por un acantilado.

Según fuentes de la policía nacional, el turista se encontraba con un amigo, también de nacionalidad checa, pasando el día en las inmediaciones de la playa de s’Illot, cuando el joven decidió aproximarse a las rocas para saltar desde un acantilado y volver a la costa nadando.

Poco después el cuerpo del joven apareció flotando golpeando con las rocas. Dos socorristas intentaron reanimarle pero no pudieron hacer nada.

Un equipo sanitario trasladó el cuerpo fallecido al Instituto Anatómico Forense de Palma para proceder a la autopsia donde se verificó que el turista murió ahogado.

Dos casos en Madrid

El hombre que se encontraba estado grave tras ser rescatado este sábado al mediodía del interior de un piscina municipal de Boadilla del Monte ha fallecido en el hospital, han informado fuentes municipales.

El hombre, de 48 años, se encontraba nadando cuando sobre las 12.30 horas de este sábado, al parecer, ha sufrido un ataque o algún tipo de insuficiencia cardiaca, ya que tenía antecedentes de enfermedad del corazón y llevaba marcapasos. Entonces ha perdido el conocimiento y ha caído al fondo de la piscina.

Rápidamente ha sido rescatado por los socorristas, que le han atendido en el borde de la pileta. Luego ha sido asistido por sanitarios de Protección Civil de Boadilla y del Summa, que tras 40 minutos de maniobras de reanimación cardiopulmonar han conseguido revertirle el paro cardiaco, ha indicado una portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112.

Luego, los facultativos le han trasladado al Hospital Puerta de Hierro, donde ha ingresado en estado muy grave. Sin embargo, poco después ha fallecido. El hombre era muy conocido en la piscina, ya que iba a nadar casi todos los días.

La Policía Local de Boadilla y la Guardia Civil, que han llegado al lugar de los hechos y han desalojado la piscina durante las intervenciones, se han hecho cargo de las investigaciones. El domingo le será practicada la autopsia en el Instituto Anotómico Forense para determinar la causa concreta de la muerte.

Por último, un hombre de también 48 años de edad ha muerto ahogado esta tarde en el madrileño pantano de San Juan, según han fuentes del 112 Comunidad de Madrid.

El SUMMA y la Cruz Roja, establecidos en la playa virgen del embalse, han recibido el aviso de una posible emergencia a las 18.30 horas de este sábado, después de que los acompañantes del fallecido lo echasen en falta tras haberlo visto entrar en el pantano hacía rato.

En ese momento, lanchas del SUMMA y de la Cruz Roja han comenzado las labores de búsqueda con la colaboración de los Bomberos de la Comunidad de Madrid. El hombre ha sido encontrado 15 minutos después en estado de inconsciencia, y los servicios de emergencia han iniciado maniobras de reanimación, primero básicas y después complejas, y han certificado la muerte de la víctima 40 minutos después de su hallazgo.

La Guardia Civil se encargará ahora de la investigación que dirimirá las causas del ahogamiento.