EFE

Un mostrado de Ryanair vacío

La plataforma En-Colectivo se ha presentado este martes en Madrid con el objetivo de agrupar en una reclamación conjunta a los más de 100.000 pasajeros que se vieron afectados por la huelga de los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair, los pasados días 25 y 26 de julio.

El portavoz de la plataforma, Diego Maraña, ha explicado que exigirán a la aerolínea el resarcimiento de los daños individuales, materiales y el lucro cesante causado por los más de 400 vuelos cancelados y ha añadido que los perjudicados por el paro de los pilotos el próximo 10 de agosto también podrán adherirse a estas peticiones.

Para En-Colectivo, las indemnizaciones y reembolsos fijados por la normativa europea “son medidas insuficientes para corregir la sistemática y masiva vulneración de los derechos de los consumidores”, especialmente los de Ryanair porque “se aprovecha de la situación de debilidad” de los pasajeros.

Pretenden impulsar una reclamación colectiva para conseguir, no solo el resarcimiento de los afectados, sino también un cambio legislativo “adecuado a las exigencias actuales”, que obligue a las aerolíneas a cumplir con las obligaciones y responsabilidades adquiridades por contrato.

Vicente Conde, exmagistrado y socio de Cremades & Calvo Sotelo, el despacho que asesora legalmente a la plataforma, ha denunciado la “dejación” de la compañía irlandesa, “un acto generalizado” en el sector que “está quedando impune” porque el ciudadano, de forma individual, “no se atreve a dar el paso”.

Durante la presentación también ha intervenido un director de agencias de viajes, quien ha lamentado la “indefensión” de los viajeros que sufren pérdidas “muy graves a nivel moral”, pero también del propio sector de las agencias que pierde un beneficio económico y la confianza de sus potenciales clientes.