CLARA PINAR

  • Su intención también es reducirlo en otros grados de parentesco.

Rivera registra la proposición de ley para suprimir sucesiones junto a los diputados Toni Roldán y Melisa Rodríguez.

Ciudadanos ha propuesto este martes suprimir en toda España el impuesto de sucesiones y donaciones entre padres, hijos y cónyuges, así como importantes reducciones cuando la transmisión de una herencia se produzca entre familiares de grado más lejano o incluso en los casos en los que los herederos estén vinculados a los legatarios por lazos laborales.

Albert Rivera ha registrado en el Congreso de los Diputados una proposición de ley que, por una parte, busca hacer general la supresión y reducción de este impuesto a toda España y por otra reducirlo hasta hacerlo desaparecer en los casos en los que propone deducciones del 100%.

Con la supresión o reducción, también busca evitar las “renuncias a herencias”, que, según su exposición de motivos, en 2017 alcanzaron un “máximo histórico”, una renuncia de cada 10 herencias tramitadas, “en la mayoría de los casos, por no poder hacer frente a cuantías de impuesto demandadas o por no poder hacerlo en los plazos exigidos”.

En este sentido, Ciudadanos propone ampliar de los seis meses actuales a un año el plazo para pagar el impuesto de sucesiones cuando al menos del 75% de la herencia esté formada por inmuebles o fincas para facilitar al contribuyente un pago que este partido también propone a las Comunidades Autónomas que pueda efectuarse en especie.

Heredar un piso sin impuesto

Así, Ciudadanos propone acabar con este impuesto entre padres, hijos de cualquier edad, cónyuges y parejas de hecho, para los que propone una bonificación del 100%, por ejemplo, en los casos en los que la herencia sea la vivienda habitual de la persona fallecida, una exención de la que también podrán beneficiarse parientes de segundo y tercer grado y otros más lejanos, cuando carezcan de una vivienda en propiedad.

En este caso también se incluirán trasteros o plazas de garaje, aun cuando no hubieran sido adquiridos simultáneamente con la vivienda.

Las reducciones estatales también se ampliarían al 100% cuando la herencia sea una empresa individual o negocios profesionales y podrán beneficiarse de ella tanto familiares como personas que no lo sean pero que “mantuviesen una relación laboral o de prestación de servicios con la empresa previamente”.

Asimismo, se contempla una reducción estatal del impuesto de sucesiones por las adquisiciones de herencias y donaciones de explotaciones agrarias y forestales, que será del 100% cuando la explotación estuviera funcionando en el momento del fallecimiento del dueño, cuando la persona heredera sea “agricultor profesional” y cuando no se vaya a alterar la actividad.

Deducciones en la base imponible

Para los casos en los que este impuesto no se elimine totalmente, Ciudadanos propone reducciones de la base imponible en función del grado de parentesco y de discapacidad, cuando exista. Las mismas cantidades se fijan en el caso en que no sea una herencia, sino una donación “inter vivos”.

Así, los padres, hijos y cónyuges verán reducida su base imponible en un millón de euros y sobre ella se calculará la base liquidable; para familiares de segundo y tercer grado, se restarán 350.000 euros y para parientes más lejanos, 125.000.

En el caso e el que el heredero tenga una discapacidad igual o superior del 33%, a su base imponible se le restarán 180.000 euros, que serán 360.000 cuando la discapacidad sea mayor a 65%.

Por lo que respecta a los plazos para pagar el impuesto en los casos en los que siga siendo aplicable, Ciudadanos propone ampliarlo de seis meses actuales a un año siempre que el 75% de la herencia o más esté formada por activos líquidos como inmuebles o fincas.

Donaciones entre vivos

Con relación a las donaciones, Ciudadanos tiene más propuestas que las relativas a las reducciones en la bases imponibles del impuesto.

Según su proposición de ley, propone que cuando la donación sea una vivienda, los familiares hasta cuarto grado quedarán exentos pero siempre que el donatario no tenga otra vivienda y no vaya a desprenderse de la vivienda donada en un plazo que debe ir más allá de los tres años posteriores a la muerte del donante.

Lo mismo ocurrirá cuando a donación sean bienes integrantes del Patrimonio Histórico Español o del Patrimonio Histórico o Cultural de las Comunidades Autónomas, siempre que el plazo para no desprenderse de ellos supere los cinco años tras el fallecimiento del donante.

Cuando la donación sea de una empresa, un negocio o acciones, Ciudadanos propone una reducción del 100% de su valor en la base imponible del impuesto siempre que se la actividad se mantenga y que el donatario no se desprenda de ella en los cinco años siguientes.

Estas ventajas fiscales se aplicarán también a parientes “colaterales” y “extraños” en los casos en los que tengan un contrato laboral con la empresa o tengan en ella labores de gestión o dirección al menos durante los cinco años anteriores a la donación.

Cuando la donación sea de dinero para crear una empresa, un negocio profesional, una explotaciones agrarias y forestales, también se propone una reducción en el impuesto del 100% de su valor.