CLARA PINAR

  • Andalucía, Aragón, Castilla y León también tienen órganos de cooperacion con el Gobierno, que en general llevan años sin reunirse.

Meritxell Batet

La comisión bilateral Estado-Cataluña que se celebra este miércoles retomará la vida de un órgano de cooperación que, en este caso, no se reúne desde julio de 2011 y cuya falta de actividad no es única. Los nuevos estatutos de autonomía de Aragón, Andalucía, Castilla y León y Extremadura también contemplan órganos similares, de momento con poca vida, escasos acuerdos o, como en el caso extremeño, no han celebrado ni una sola reunión.

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, y el conseller de Relaciones Institucionales, Ernest Maragall, se reunirán este miércoles en el Palau de la Generalitat para retomar unos encuentros que, según esgrime el Gobierno, nunca deberían de haberse paralizado.

Las comisiones bilaterales son foros para fomentar la cooperación entre el Estado y las comunidades autónomas con el propósito de analizar aspectos económicos, de competencias y, en términos generales, de evitar litigios ante el Tribunal Constitucional.

Están divididas en comisiones y subcomisiones para tratar distintos temas, entre los que son comunes las relacionadas con Hacienda e infraestructura. Son paritarias, es decir, están presididas por un miembro del Gobierno central y otro del autonómico, y adoptan los acuerdos por consenso de las dos partes.

El lugar de la reunión se alterna, siendo una vez en Madrid y otra en la comunidad autónoma determinada. Así lo explicaba este martes la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, sobre el encuentro de este miércoles, en el Palau de la Generalitat. “Una vez se hace en Barcelona y otra, en Madrid. Tocaba en Barcelona y la próxima tocará aquí”, dijo.

En el caso catalán, los motivos para explicar que haga siete años desde la última comisión bilateral son la destrucción de las relaciones políticas que a lo largo de los años fue consiguiendo el procès soberanista.

Años sin reunirse

Sin embargo, si se mira qué ha ocurrido con las comisiones bilaterales entre el Estado y las otras comunidades autónomas que la incluyen en su estatuto, se comprueba que casi todas llevan años si reunirse y que la producción de acuerdos ha sido más bien escasa.

A pesar del parón de siete años al que se pondrá fin este miércoles, Cataluña es la comunidad que más comisiones bilaterales ha celebrado con el Estado, un total de ocho. Le siguen Andalucía y Aragón, con seis, y Castilla y León, con dos. La de Extremadura “aún está pendiente de constituirse”, según informa la web del Ministerio de Política Territorial.

Por lo general, todas estas comunidades necesitaron un par de primeros encuentros para sentar las bases de sus relaciones, estableciendo temas de discusión y equipos de trabajo ad hoc. En algún encuentro también se aprecian acuerdos, que a modo de conclusiones, dan una idea de por dónde han ido los derroteros en algunas ocasiones.

Así, uno de los acuerdos alcanzados en la bilateral Estado-Aragón de octubre de 2012 fue “la utilización del sistema de videoconferencia en las reuniones que celebre la Comisión”.

Aragón, la más reciente

Con mucha diferencia, Aragón es la comunidad que más recientemente celebró su comisión bilateral con el Gobierno, presidido por Mariano Rajoy, en junio de 2017. Se trataba de la sexta reunión desde su constitución en enero de 2008.

En estos foros, los Gobiernos central y aragonés han acordado cuestiones concretas como la ampliación de funciones y efectivos de la Policía Nacional, en materia hidráulica, relacionadas con las balsas en la cuenca del Matarraña y sobre transporte, como la apertura de la línea Canfranc-Olorón o relativas a distintas carreteras nacionales.

Traspaso de becas

El Gobierno también acordó traspasar al Gobierno aragonés las funciones en materia de becas y ayudas al estudio, tal y como también hizo en Cataluña en su última reunión, en 2011, cuando las partes también acordaron transferir a la Generalitat las autorizaciones de trabajo para extranjeros que fueran a trabajar solo en Cataluña, de bienes e inmuebles adscritos a la Generalitat y de asistencia sanitaria y servicios sociales.

La comisión biletararl Estado-Andalucía se ha reunido seis veces entre 2008 y 2011 y entre las cuestiones más concretas que se han tratado a lo largo de ellas figura un convenio de colaboración para la encomienda de gestión de actividades sobre los recursos y aprovechamientos hidráulicos de la cuenca del Guadalquivir.

Sólo ha habido dos comisiones bilaterales Estado-Castilla y León, en 2009 y en 2010. En ellas se estudió un informe de la Administración General del Estado sobre las relaciones de colaboración entre ambas administraciones o un acuerdo de inversiones en 2010 relativas al Plan Plurianual de Convergencia Interior.