EFE

El líder del PP nacional, Pablo Casado (izquierda) junto al del País Vasco, Alfonso Alonso en Vitoria

El presidente del PP, Pablo Casado, ha instado al Gobierno de Pedro Sánchez a “extremar las precauciones” para que no se lleven a cabo homenajes a los presos de ETA que salgan en libertad en general y en particular a Santiago Arrospide Sarasola, Santi Potros, que ha abandonado este domingo la prisión.

Casado ha hecho estas declaraciones en Vitoria, ciudad que celebra el día grande de sus fiestas patronales, y a la que ha acudido acompañado por dirigentes del PP vasco, con su presidente, Alfonso Alonso, a la cabeza. En una céntrica calle de la capital alavesa abarrotada de gente con motivo de las fiestas, el líder de los populares ha sido increpado por decenas de personas que le han pitado, lo han llamado asesino, le han emplazado a irse del País Vasco, y han pedido la libertad para los jóvenes encarcelados por agredir a guardias civiles en la localidad navarra de Alsasua.

Estos gritos han sido respondidos con aplausos por simpatizantes del PP. Casado ha subrayado que es un honor estar en las fiestas de Vitoria para reivindicar la recuperación de la “concordia y de la convivencia de una sociedad en libertad, con seguridad y sin ningún tipo de presiones como las que esta minoría radical está dedicando hoy” al PP.

Casado ha tenido un recuerdo para la niña asesinada en 2002 en Santa Pola (Alicante) en un atentado de ETA, que este domingo cumpliría 18 años, y ha adelantado que el jueves estará en esa localidad para recordarla y para insistir en que “esos días no tienen que volver”. También acudirá el 17 de agosto a los actos de recuerdo a las víctimas de los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils (Tarragona) y ha confiado en que “no haya ningún problema ni ningún ultraje a la corona”.

Casado también ha invitado a Alonso a seguir “haciendo una labor imprescindible no solo en el PP vasco, sino en el resto de España” y ha hecho hincapié en que es su amigo e “imprescindible” para la formación. Por su parte, el líder de los populares vascos se ha mostrado orgulloso por la visita de Casado el día grande de las fiestas, en honor a la Virgen Blanca, y ha confiado en que ésta proteja y dé suerte a Casado para que llegue a ser presidente del Gobierno.