20MINUTOS.ES

Guillermo Fernández Bueno

La Policía Nacional ha detenido este lunes en Senegal a Guillermo Fernández Bueno, el peligroso asesino y violador fugado de la prisión cántabra de El Dueso cuando disfrutaba de un permiso de una semana.

La detención de Fernández Bueno ha tenido lugar en la frontera entre Senegal y Gambia después de ocho días fugado, pero los agentes llevaban días siguiéndole la pista por África.

La Policía española detectó la presencia de este reo fugado en Marruecos junto a su pareja, una educadora social a la que conoció hace años en prisión. Desde el país alauita, Fernández Bueno ingresó en Mauritania y este domingo entró en Senegal a través de un paso fronterizo no autorizado.

Este lunes, los agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Policía de Senegal, han procedido a su detención en un puesto fronterizo entre Senegal y Gambia cuando se encontraba acompañado de su pareja, que también ha sido arrestada.

Este peligroso asesino y violador viajaba con un pasaporte falso, lo que ha impedido la confirmación oficial de su detención en un primer momento. Aunque su aspecto físico coincidía con el del sospechoso, la Policía no ha anunciado su detención hasta que ha analizado sus huellas dactilares para confirmar al 100% su identidad.

De este modo, ha terminado el periplo de más de 4.000 kilómetros que ha llevado a Fernández Bueno desde el centro penitenciario de El Dueso, en Santoña, hasta la frontera de Senegal con Gambia, donde finalmente ha sido capturado.

Orden de busca y captura internacional

Fernández Bueno abandonó la cárcel de El Dueso para disfrutar de un permiso penitenciario de una semana, que concluía el pasado domingo 22 de julio, fecha en la que no regresó a la prisión.

Desde la cárcel de El Dueso notificaron su ausencia a la Policía Nacional y a la Guardia Civil, que rápidamente pusieron en marcha operativos de búsqueda y captura para intentar detenerlo.

Ante el perfil altamente peligroso del delincuente huído, los cuerpos de seguridad del Estado hicieron pública su imagen en redes sociales y pidieron la colaboración de los ciudadanos.

Ante las sospechas de que había abandonado España, la Policía Nacional formalizó el jueves una orden internacional de busca y captura contra Fernández Bueno.

Interpol incluyó los datos del reo con notificación roja, el distintivo empleado para solicitar la colaboración de los cuerpos de seguridad de otros países para la detención de una persona buscada por las autoridades judiciales de un país determinado o un tribunal internacional.